Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    15.10.2013

    Un empate que sirvió

    temuco

    Un empate, para un equipo que viene de una campaña irregular, no es para nada un buen resultado. Se supone que en el fútbol lo más importante es ganar, pero cuando el club de tus amores se enfrenta con rivales que militan en otra categoría –independiente de los jugadores que pueda presentar dentro de la cancha- una paridad puede ser comparada con un triunfo y más todavía cuando esto viene con la añadidura de una clasificación a cuartos de final de un torneo.

    Eso fue lo que pasó con Deportes Temuco, que se trasladó el fin de semana hasta la ciudad de Yumbel, donde logró una paridad en blanco contra la Universidad de Concepción y mediante lanzamientos penales logró su clasificación a la siguiente ronda de la Copa Chile, en donde aguarda rival.

    Los albiverdes nuevamente mostraron otros nombres y una nueva figura táctica, en donde del clásico 4-4-2, se cambió la cara por un 4-5-1; donde Santiago Malano se enganchó algo más dentro de las cancha, para dejar a un Patricio Schwob como un solitario hombre en punta.

    Otra de las innovaciones que llegaron de la mano con este partido fue el debut absoluto en el equipo de Claudio Calderón y, aunque es prematuro señalar que fue uno de los grandes héroes de la jornada, sí se puede concluir que es un defensor que le agrega más altura al equipo y que puede perfectamente complementarse tanto con Lukas Riffo como con Juan Cruz Gill.

    Un buen paso y que es indesmentible que le dará al equipo otra cara pensando en lo que se venga, pero volvemos a reiterar que el objetivo central planteado a comienzos de esta temporada es el torneo de la Primera B donde se está cerca del colista y muy lejos del puntero que es San Luis.

    Ahora se viene el cuadro de Naval y la duda que tienen muchos es lo que debe hacer Fernando Astengo para este compromiso, tomando en consideración que el cuadro de Mario Lepe ha enrielado el rumbo en los últimos compromisos. Desde esta trinchera y ajustándose a lo que ocurrió en las tierras del Santuario de San Sebastián, la lógica indica que se debe mantener al equipo y no incurrir en lo que se hizo en su momento, en donde se varió a un once que obtuvo buenos resultados.

    Otra noticia importante que puede recibir “El León” es que algunos jugadores que estaban lesionados se pueden reincorporar y ser variantes para este cotejo, como es el caso de Oscar Ortega – uno que muchos quieren ver con la casaquilla albiverde- o Nikolás Altamirano.

    Comienza entonces una nueva semana en donde el horizonte es Naval de Talcahuano y en donde el equipo debe ahora más que nunca saldar una deuda pendiente en condición de local en un torneo en que aún no se conoce la victoria en el otrora inexpugnable Germán Becker.