Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    18.02.2014

    Que esto no pare

    temuco

    Por fin… ufff… Después de tanto tiempo, Deportes Temuco, consiguió una racha importante de partidos sumando y lo más importante es que alcanzó el liderazgo del torneo de la Primera B, merced al gran triunfo contra el cuadro de Barnechea.

    El equipo de Vergara, demostró que cuando muchas veces existen adversidades, el tener temperamento y la claridad de objetivos, puede servir para alcanzar una meta, algo que se demostró al ganar un partido jugando un tiempo con un jugador de menos y siendo superiores en la cancha.
    En primer lugar se siente y se percibe que con el ex Colo Colo en la banca, muchos jugadores están teniendo un segundo aire: López ha retomado la confianza y es pieza de garantía, Ormazábal da una solidez en el fondo complementándose con Cruz Gill, Hidalgo si bien no es un Cafú tiene orden y proyección acorde a lo que se espera en el equipo y Madrid ha vuelto ser ese lateral de antaño.

    En el medio Sanhueza tiene oficio, temperamento y se las sabe por libro, aunque pierda la pelota se da maña para ir al piso y forzar el error del rival, algo que en el fútbol de hoy me parece que con los dedos de una mano se puede ver, al lado tiene a un Márquez que corre, quita, no se cansa y que de bajar un cambio en las ganas que tiene, le significaría convertirse con todas sus letras en el mejor jugador del plantel, Berriex de a poco está encontrando su espacio dándose cuenta que por características es el jugador distinto del equipo, en tanto que Dávila por el sector izquierdo se transforma en un jugador que tiene personalidad y que inquieta siempre cuando tiene la pelota.

    En delantera, Ortega parece ser un jugador muy distinto al del semestre anterior, busca, guapea, se las ingenia y es el goleador del equipo con tres goles y que se enriela en la definición, sería el goleador de la Primera B, junto a él un “Chamagol” González, que si bien no anotó contra Barnechea, hizo un trabajo interesante al retrasarse en la cancha y jugar en pos del equipo, colaborando y convirtiéndose en uno de los puntos altos, pero debe convencerse en que el gol ya llegará y que una vez que controle esa ansiedad van a venir muchos más.

    Ahora contra Copiapó se viene una prueba en casa en donde se debe ratificar que el triunfo en la capital, no fue casualidad y es por ello que esos tres puntos, se deben quedar en el Becker sí o sí.

    Las malas noticias para Vergara son el no poder contar con Hidalgo y Márquez por expulsión, pero también y dentro de lo que él ha mencionado, tiene a jugadores que perfectamente pueden ocupar esos puestos, asomando como primeros nombres los de Joaquín Figueroa y Cristian González.

    ¿Da para soñar?… En esta pasada me parece que sí, que llegó el momento de creerse el cuento y pensar que se puede bailar con la más bonita. Después de tanto tiempo se ocupa un lugar en la parte alta de la tabla y todo esto gracias a un técnico que formateó el equipo y a un plantel que se dio cuenta de que puede rendir más.
    Ahora que venga Copiapó al Becker y que este momento no se detenga.