Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    25.02.2014

    Nadie dijo que esto era fácil

    temuco

    Una ocasión propicia para seguir en lo alto de la tabla de posiciones, desaprovechó en condición de local el equipo de Deportes Temuco, tras caer por dos goles a uno contra el equipo de Copiapó, en un partido marcado por un rendimiento bajo y en donde las respuestas a las condiciones adversas del trámite de los 90 minutos, sencillamente no llegaron.

    Los albiverdes demostraron un nivel de juego, bastante alejado de los últimos compromisos, en donde no pudieron darle una alegría a las cerca de 9 mil personas que llegaron hasta el Becker, demostrando nuevamente que en condición de local, está el gran déficit del equipo, durante la temporada 2013-2014.

    En el análisis que se puede hacer del partido, el equipo presentó un rendimiento colectivo bajo, en el que constantemente se tuvo el control de la pelota, pero sin inquietar al portero Fernando Burgos. Uno de los factores que quizás más incide en explicar lo que se vio en el Becker, fue el cortocircuito que hubo en el terreno de juego, en donde la creación del elenco no funcionó, principalmente porque Copiapó se adueñó de la zona y principalmente debido a que Berriex y Dávila, encargados de generar esas cargas, carecieron de ideas, debido a la presión que ejerció el cuadro del norte.

    Una conclusión que también se puede sacar de este compromiso es el hecho de que las ausencias de Alejandro Márquez y Marco Hidalgo, pesaron profundamente en el nivel del equipo, considerando que ambos son descargas constantes por los costados, lo que repercutió en que los responsables de la gestación del juego, no encontraran socios con los cuales se pudieran juntar en la zona ofensiva.

    Ahora, y Fernando Vergara lo sabe, los albiverdes tienen que responder a la gran deuda que se tiene en el Becker, donde precisamente se tiene que conseguir el grueso de los puntos para comenzar a aspirar a conseguir el título del torneo. De nada sirve sumar como visitante, si en casa no te conviertes en el dueño de un lugar que tiene que resultar inexpugnable.

    Este sábado se viene el compromiso contra Coquimbo Unido en el Sánchez Rumoroso y la confianza de los hinchas se acrecienta aún más, debido a que en condición de visita el equipo ha demostrado ser un verdugo inesperado.

    Ahora bien y la buena noticia es el retorno de Hidalgo y Márquez, que debieran ser titulares inamovibles dentro de los estelares, contra un rival que viene envalentonado al convertirse en el único puntero de la competencia.

    Nadie dijo que esto sería fácil es algo más que claro, pero ahora es cuando se debe demostrar la madera del plantel, para definitivamente dar el paso hacia arriba y pensar en conseguir el título del clausura. Algo que se debe sustentar en ser fuertes en casa e insolentes de visitante.