Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    18.07.2014

    Calidad por sobre cantidad

    temuco refuerzo
    (Por Luis Valdebenito Fuentes)

    Ya queda poco para que comience el torneo de la Primera B y en Deportes Temuco la consigna -tomando como referencia lo ocurrido en la temporada 2013-2014- será apostar más por un plantel que tenga calidad por sobre cantidad.

    La lección parece aprendida tomando como lección que el actual equipo tiene 22 jugadores, más el aporte que puedan realizar los juveniles y no los treinta y tantos de la era de Astengo y de Vergara.

    Otro de los puntos que también parece estar más que aprendido, apuntan al tema de las contrataciones; hasta el momento se ha optado por la llegada de pocos refuerzos y en la mayoría de los casos conocidos, que traer a varios que en su momento no estaban alternando buenas presentaciones.

    David Reyes es un arquero que viene de rendir tras su paso por Coquimbo Unido, Pablo Otárola se conoce por su regular cometido en la última temporada en Curicó Unido, Sebastián Domínguez a pesar de que vuelve de un préstamo es un jugador que conoce la categoría, Matías Arrúa también ha tenido campañas regulares y su aporte no debería estar en entredicho, Claudio Latorre es una carta de gol probada, Francisco Piña es un mediocampista de trayectoria en el ascenso y Sebastián Páez siempre ha sido un volante que ha merodeado en clubes de la división.

    Quizás la gran apuesta hasta el momento pueda ser lo que haga Gaspar Páez, que viene de Venezuela y que es un jugador que por lo dicho por Pablo Abraham, puede marcar diferencias como delantero por una de las orillas.Quizás pueda ser un nuevo Diego Churín, tomando como referencia lo que ocurrió con el argentino cuando optó por la llegada del ariete en Curicó Unido.

    Ahora considerando lo que existe, la llegada de un nuevo atacante podría ser lo primordial para cerrar el tema incorporaciones y ceñirse a la consigna de tener dos jugadores por puesto. Si bien es cierto se espera por Santiago Malano, la dirigencia debería tener un plan B en caso de que este no llegue a la institución.
    Las moralejas del primer año de la administración de Marcelo Salas, parecen estar rindiendo efecto, por lo menos desde el plano de conformación del plantel. Ahora estas deben ratificarse en la cancha, sino se quiere pasar otro año de penas y disgustos que de gloria.