Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    16.05.2013

    Una fría noche de miércoles… el final y comienzo de un nuevo proceso

    deportes valdivia

    Era el último partido como locales, la esperanza estaba en hacer un buen desempeño y terminar  el campeonato con esta suerte de invicto de  las últimas fechas. Lamentablemente esto no fue posible y ayer el Torreón se despidió de la hinchada valdiviana con una triste derrota ante Deportes Temuco (el mismo que jugará Primera B el próximo año gracias a Marcelo Salas) por un marcador de tres goles contra uno.

    Los valdivianos no quedaron conformes con el juego que mostró el equipo, pero no fueron duros para criticar a la escuadra ya que se crearon muchas opciones de gol. Sin embargo, el fantasma de las carencia de definición apareció una vez más. Entendible para un equipo con pocas alternativas y con condiciones reducidas. Porque 20 jugadores en plantilla, descontando a los lesionados y uno que otro suspendido hacen que el agotamiento sea mayor y después de varias semanas jugando cada tres días, el cansancio pasó la cuenta.

    Ricardo Lunari una vez más comentó su intención de quedarse dirigiendo, pero ahora los valdivianos (no todos, porque nunca faltan los inadaptados) debemos ser un poco más respetuosos al trabajo y no salir criticando cada vez que el equipo no gana. “El profe” quiere quedarse y solo necesita que el club (la SADP y los “amigos” de Valdivia) cumplan con las condiciones que exige para lograr esto. Que en realidad son cosas básicas: ropa y buenas condiciones en los viajes. Si, leyó bien, ropa. Por esas casualidades de la vida me encontré conversando con un jugador albirrojo y me comentaba que no hay buzos para poder entrenar en las mañanas ( y lo hacen a las nueve de la mañana, cuando el frío valdiviano es desgarrador).

    Otra de las condiciones que pide Lunari es comodidad en los viajes. El 17 de abril, Deportes Valdivia iba a jugar contra Trasandino y en el trayecto entre Santiago y Los Andes el bus que transportaba al equipo quedó en panne. Muchos vimos las fotos publicadas por los jugadores en Facebook sobre esta situación.  Y es cierto,  son cosas fortuitas, pero se deben tener en cuenta.

    En relación a los mismo viajes y también por redes sociales, se mostraron fotos sobre la comida que recibía el equipo (otra vez los mismos jugadores quejándose de las condiciones y también uno que otro comentario del preparador físico). Algo que no era suficiente, ni lo mejor, para un jugador de alta competencia como lo es un futbolista PROFESIONAL. Y así como estos temas hay muchos más que mejorar.

    Ahora, Ricardo Lunari tiene toda la intención de quedarse y el club también quiere que se quede, pero estos “amigos” del Torreón dueños de cerca del 65% del equipo (que son cinco y ninguno está en Valdivia), ¿querrán que el argentino siga en la banca, o buscarán a otro que cobre menos para proteger sus intereses? A los futboleros que aman y siguen a Deportes Valdivia incondicionalmente les gustaría que el actual DT siguiera, pero eso no basta. Porque el infierno está lleno de buenas intenciones, así decía mi abuelo.