Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    29.05.2013

    El apoyo continúa

    Clasifica_02

    Una campaña que para muchos no fue buena. Algunos pensaron que se iba a ascender de inmediato, sin embargo, este torneo de transición el Torreón se lo tomó como lo indica su nombre: de transición.

    Fueron 22 años los que dejamos al fútbol profesional sin la presencia del club valdiviano y no podemos llegar como “Pedro por su casa” haciendo alboroto después de tamaña ausencia. Suena cómico, irónico y hasta pedante; pero en realidad privarles al resto de los equipos de venir a jugar a la ciudad más linda de Chile es una culpa que todo valdiviano carga (jejeje es un broma).

    El fútbol es un deporte de procesos, de tiempos y épocas; también es un juego de momentos. Cada noventa minutos jugados son historias diferentes, historias aparte, de estas historias se aprende corrigiendo errores y las cosas buenas practicarlas aún más, o no se aprende, y eso último es decisión de cada uno. Espero que el Torreón haya aprendido, que los dirigentes vean que en Iberia se trataron de hacer las cosas bien y les dio resultado. Ahora tenemos un campeonato completo para no volver a cometer errores e innovar con todo lo que se pueda.

    Ahora, dentro de la cancha, al equipo le costó comenzar a tomar el ritmo. Más aún con la poca inscripción de jugadores (hubo unos juveniles que no fueron inscritos por el club), que finalmente solo fueron 20. Y a esto hay que sumarle las bajas de siempre y los partidos en miércoles y sábado. Así, el desgaste era mayor y había que adecuar todo, pero lo hicieron, los jugadores pudieron dar rendimiento pese a terminar en la octava posición de la tabla y no se mostró un mal fútbol . Por esto es que  todos esperamos que, por lo menos, se pueda replicar lo mismo mostrado en los partidos finales y de ahí hacia arriba.

    Oyarzún, Wiemberg y Hernández fueron los jugadores del club con más minutos dentro del campeonato -1980, 1810 y 1482 minutos respectivamente-, siendo  también los que más partidos como titulares disputaron. Esto sin duda marca un trabajo de bases, de una línea que se armó en el equipo. Además, Herrera también tiene un buena cantidad de minutos y Manosalva desde que comenzó a ser titular no paró. Alfred y Duque tuvieron su choque en el arco, sin embargo este último estuvo más tiempo bajo los tres palos y con eso se puedo vislumbrar la columna vertebral que Lunari armó en el Torreón: Duque, Oyarzún, Hernández, Herrera y Manosalva. De estos últimos, por lo que se sabe, sólo el portero y el delantero no han confirmado continuidad y deberían estar en negociaciones.

    Lunari –como lo dije en la columna anterior- quiere quedarse y terminó trabajando como si fuese a ser así. Gran parte de los jugadores quieren seguir. Los dirigentes quieren mantener la base y los inversionistas quieren más refuerzos. Todo se confabula para bien, esperemos que todo siga así de calmo y con todos remando para el mismo lado. Porque Deportes Valdivia se lo merece y la gente quiere ver al Torreón en lo más alto del fútbol criollo.