Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    03.12.2013

    A un partido de la tranquilidad

    deportes valdivia
    (Por Pablo Delgado Agoni)

    En las últimas semanas Deportes Valdivia se ha mantenido al filo de los resultados y afortunadamente ha salido bien parado. Buscar explicación al pasado es inútil cuando la fórmula ha sido probada: ganar.

    Tras mucho tiempo sin victorias consecutivas, este domingo el torreón consiguió abrochar un resultado importante ante Malleco Unido. Dos triunfos al hilo, tres a uno, y con justa superioridad frente a un rival que recién prepara sus armas en el profesionalismo.

    Los últimos partidos han sido favorables para Valdivia debido a un factor que no encontraba en fechas anteriores. Aquello dependía del trabajo en equipo y la entrega del plantel, lo que se vio incluso en las estadísticas, ganando a la Unión Española por tres goles a cero, en calidad de visitante, y repitiendo la misma cantidad de goles ante Malleco Unido.

    Respecto al domingo, se vivió un encuentro que tuvo un claro dominador en todos los frentes. Sin embargo, curiosamente cada gol representó el punto alto de una zona del juego valdiviano. La gran actuación en defensa de Juan Silva, el gol desequilibrante de Pablo Leal y la genialidad de Iván Herrera para consolidar el triunfo valdiviano. Mención aparte y destacada para la atajada de Diego Figueroa, en un penal que pudo cambiar el destino del partido.

    Más no podemos dejar de mencionar cuanto falta aún en delantera para afirmar esa posición que, hasta el final de esta primera rueda, aún está al debe.

    Los conceptos ya están claros. Valdivia recuperó ese amor propio que no veíamos desde campañas anteriores y puede combinarlo con luces de buen fútbol. Y lo que realmente permite la plantilla de 2013. Pero tampoco debemos olvidar que esta siembra ha sido larga y ya entregó lamentos, que hoy comienzan a convertirse en satisfacciones.

    La única forma de salvar el año es el próximo fin de semana un rival conocido: Deportes Linares. Son campañas anteriores las que han marcado un enfrentamiento con historia reciente, aunque siempre dura para Deportes Valdivia en excursión a Linares. Desafiando aquello, nuestro equipo debe consolidar la etapa buena del año, la cosecha de triunfos que permitan salir del fondo de la tabla. Y es que fantasma del descenso siempre está vigente, más aún, cuando nuestra historia está marcada por ascensos y descensos, inesperados y tortuosos para el hincha valdiviano.

    El sello a una campaña buena será ante Deportes Linares y sólo estamos a un partido. Si Valdivia gana, será cosecha favorable, viento a favor y distancia del descenso. Por ahora, el optimismo ha vuelto a las huestes valdivianas y a su hinchada, que sólo espera tranquilidad en una inestable temporada.