Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    02.05.2012

    Concepción y la Copa América 2015: Más que un estadio de fútbol

    En cuanto se supo la noticia que la Copa América 2015 se desarrollará en Chile, todas las miradas penquistas se dirigieron al Estadio Municipal “Ester Roa Rebolledo”. El primitivo proyecto de remodelación que reducía el aforo del recinto a poco más de 20 mil personas era rápidamente olvidado, mientras el municipio trataba de aunar fuerzas para persuadir a las autoridades santiaguinas antes que otras ciudades siquiera pensaran en hacer algo similar. La desbordante confianza del establishment de Concepción radica principalmente en una importante actividad hotelera, un aeropuerto (casi) internacional y el eterno mito de “la 2ª ciudad de Chile”.

    Por supuesto, al hablar de una competición tan importante como la Copa América, lo prioritario es contar con un estadio moderno, capaz de albergar una gran cantidad de espectadores. Sin embargo, no es menos relevante pensar en la gran cantidad de turistas que visitarán nuestra ciudad, si es que eventualmente Concepción es escogida como sede. Al analizar este factor, pueden surgir preguntas tales como:

     

    -          ¿Existe una eficiente conexión vial entre el centro de la ciudad y el Estadio, capaz de contener el gran flujo vehicular que se prevé?

    -          ¿Se ha proyectado que la Copa América generalmente se juega en invierno, época en la que Concepción suele colapsar por el anegamiento de calles? (No está de más recordar que el desborde del Río Andalién en 2006 prácticamente aisló del Centro a Collao, Nonguén y Palomares, siendo la Plaza Acevedo una especie de “límite natural” de aquella inundación.)

    -          ¿Tenemos una oferta cultural digna de aquella persona que desee conocer más sobre nuestra zona o sólo se contempla la visita de estereotipos, es decir, barra-bravas ávidos por alcohol y descontrol?

     

    Es cierto, la postulación de Concepción como sede de la Copa América 2015 apenas tiene algunas semanas de existencia y la prioridad nº1 es remodelar el viejo y querido “Estadio de la Avenida Collao”. No obstante, nuestras autoridades deberían ser capaces de aprovechar esta competición continental para proyectar una mejor ciudad, más avanzada, expedita y amigable con el turista (por ende, una ciudad al nivel de las exigencias del residente penquista). Por años nos hemos quejado de vivir una urbe gris, cada vez más agobiada por la rutina y carente de entretención. ¿Por qué no intentar un cambio ahora? Quizás 3 años no bastan para lograr esa ciudad que soñamos todos, pero al menos se habrán construido los cimientos de una nueva urbe, digna de ser el centro de la Pencópolis.

     

    Dicen que las crisis son oportunidades para volver a empezar. Si actualmente hay algo que necesitamos los penquistas, es un nuevo comienzo.