Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    12.09.2012

    Deporte para todos

    La hazaña lograda por el atleta paralímpico Cristián Valenzuela en Londres debería hacernos reflexionar sobre el estado del deporte en Chile. Más allá del admirable esfuerzo del deportista de Conchalí, no podemos olvidar que, si los atletas profesionales denuncian falta de apoyo, éste es prácticamente nulo en el caso de los atletas paralímpicos. En este escenario, es casi lógico preguntarse qué pasaría si deportistas como Cristian Valenzuela recibieran más recursos. ¿Más medallas? Quién sabe…

    Pero no nos detengamos ahí. Está bien apoyar a los deportistas profesionales, pero ¿eso es todo? ¿Qué pasa si tengo 7 u 8 años y quiero empezar a practicar algún deporte que no sea fútbol? El hecho es que se hace bastante complicado encontrar alternativas, lo que me hace pensar que no existe intención alguna de acercar el deporte a la gente. Organizar corridas familiares o campeonatos de baby-fútbol es un buen comienzo, pero al parecer el Estado no ha querido profundizar en este tema. Y digo “Estado” y no “Gobierno”, porque esto trasciende colores políticos.

    Una verdadera política deportiva debería considerar que las drogas y la vida sedentaria son una realidad cotidiana para la gran mayoría de los niños (y, por qué no, también de los adultos), por lo que cualquier inversión en esta materia debe servir para algo más que fútbol o básquetbol. En un país donde muchos gimnasios municipales se encuentran en condiciones deficientes, no es prudente priorizar la construcción de estadios gigantescos sólo para albergar fútbol o megaconciertos. La idea es acercar a la gente al deporte para que se ejercite y se nutra mentalmente, no para que se siente en una butaca a comer.

    Si Cristian Valenzuela pudo lograr una medalla de oro, ¿por qué no podemos cambiar nuestra manera de ver el deporte?