Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    21.11.2012

    60 días, la vida entera

    ¿Cuántas cosas pueden cambiar en 2 meses? Quizás muchos de ustedes piensen que es un período de tiempo muy corto para ver alguna transformación. Yo, en cambio, soy de los que creen que basta 1 minuto para que todo comience a girar.

    Hace 2 meses, el ambiente futbolero nacional estaba enrarecido luego de la derrota de “La Roja” ante Colombia en Santiago. Borghi, si bien era cuestionado, seguía conservando algo de la simpatía que despertó en buena parte de los chilenos hace algunos años. Mientras tanto, en la Pencópolis, nuestros clubes prometían llegar a fin de año manteniéndose en la más absoluta mediocridad. Salvo algunos momentos de buen fútbol de Huachipato y uno que otro “chispazo” de Deportes Concepción, podíamos estar casi seguros que 2012 sería un año perdido.

    En política, la incertidumbre por el estreno del voto voluntario hacía que muchos pronosticaran un record de abstención electoral. Ante este escenario, pude observar que varios candidatos no me hicieron caso e intentaron atraer al nuevo votante con campañas sin contenido, que rayaron en lo ridículo. En materia local, la incertidumbre estaba instalada sobre el futuro de las alcaldías de San Pedro, Penco, Hualpén y “la madre de todas las batallas” (?), Concepción.

    Pasó el tiempo, nos olvidamos de Octubre y todos sus feriados largos, recibimos a Noviembre con los brazos abiertos, y hoy podemos concluir que, 2 meses después, la Selección es un puterío (Derechos Reservados Alcalde Pedro Sabat, 2011). Las derrotas ante Ecuador, Argentina y Serbia hicieron que el otrora Rey Guachaca fuera “invitado a renunciar” por la administración del independiente y no influenciable Sergio Jadue. En nuestro fútbol, Huachipato eventualmente pudo clasificar a los Playoffs, pero el paupérrimo desempeño de clubes como la UdeC, Concepción o (los 2) Fernández Vial no hicieron más que confirmar que algo se está haciendo mal en estos lares. ¿Menos empresa, más fútbol? Quién sabe, quizás sea la solución perfecta.

    Llegaron las elecciones municipales de Octubre, y la abstención fue tremenda. A pesar de este hecho, el voto voluntario hizo cambiar el destino de muchas comunas, como Concepción, que volvió a elegir un alcalde de la Concertación luego de 12 años de gobierno de la Coca la Alianza. Quiero creer que el voto voluntario hizo que muchos de los que fueron a votar planificaran su elección hace bastante tiempo, por lo que debieron haberse informado previamente y elegido su opción sin dudas ni presiones. En todo caso, como estamos en Chile, es muy probable que un gran porcentaje de votantes haya dicho “me dieron ganas de ir a votar” como a las 12 del día.

    Por supuesto que esto no fue lo único que ocurrió en los últimos 2 meses. La intención obvia era hacer un pequeñísimo repaso de lo acontecido entre la última columna de Septiembre y la que leen en estos momentos, pero todos podemos concluir que nuestras vidas no son 100% iguales a lo que eran en esa angustiosa semana “post-18 de Septiembre”.

    Ya sea que hablemos de familia, amigos, trabajo, amor, etc., etc… La vida está llena de cambios que no podemos detener.