Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    13.06.2013

    La segunda ciudad más importante de Chile: Una leyenda inmortal

    udeconcepcion

    Casas de madera con tejuelas chilotas, la lluvia incesante que convierte los caminos de tierra en un barrial, vacas pastando por todo el campo, la bondadosa gente de pueblo que espera al visitante con mate y sopaipillas…

    Sólo falta el logo de una conocida empresa de productos lácteos para armar el comercial perfecto, ¿no? Sin embargo, además de servir como publicidad, esta idílica imagen representa ese “Sur de Chile” que muchas personas creen que existe al sur del río Maipo. ¿Idea equivocada? En gran parte, si. Por supuesto que el campo sigue siendo importante en la región, pero hoy en día nuestra realidad es más urbana que rural.

    Tal como esas personas que idealizan lo que es el sur del país, los pencopolitanos cultivamos desde hace mucho tiempo otro concepto casi incuestionable, que sobrevive a terremotos, tsunamis (imaginarios o verdaderos), incendios (incluso los de naturaleza dudosa), “tulipas”, malls e inundaciones; que Concepción es la segunda ciudad más importante de Chile. Este argumento lo utilizamos siempre, tanto en discusiones académicas como en carretes universitarios. Es nuestro “caballito de batalla” ante porteños, viñamarinos, temuquenses, antofagastinos y varios más.  Es que el hecho de ingresar a un imaginario podio olímpico y obtener medalla de plata entre todas las ciudades es prácticamente un motivo de orgullo. A pesar que Chile es un estado unitario, donde todo el poder nacional reside en una sola ciudad, de verdad creemos que tenemos “algo especial”. Somos los suplentes de Santiago, y si no existiera, seríamos la Capital de la República.

    Si bien hasta hace un tiempo yo era de los que apoyaban este concepto, hoy pienso distinto. Lo cierto es que, ante el poco o nulo margen de autonomía que tenemos y el enorme poder de la “gran capital”, es lógico deducir que el centralismo santiaguino no deja espacio para segundos lugares. Ejemplos hay en todos lados, como la ausencia de las Regiones en el debate entre candidatos de la Concertación del pasado lunes o la idea simplista de ver al resto de Chile como un fundo que necesita dividirse en pequeñas parcelas. Pero si aún no se convencen, los invito a que se pregunten si Concepción es en realidad el puerto más importante de Chile, la ciudad donde se concentra la actividad cuprífera del país o un polo turístico por excelencia; características que sin duda debería tener una ciudad que pretenda ser la segunda en importancia de cualquier país.

    No me malinterpreten. Yo viajo en taxibus, como pan francés, le digo pastillas a las Alka, termino mis frases con pu en vez de po… Soy penquista a muerte y estoy seguro que en esta zona existe el potencial para surgir. Claro que, si Concepción pretende ocupar el lugar que le corresponde en este país, debe tener la voluntad de integrarse con sus pares y aunar criterios a la hora de clamar por la anhelada descentralización. Podemos elegir consejeros regionales e incluso llegar a votar por Intendentes, pero si no cambia la manera en que Santiago nos mira, toda medida que se tome será un simple maquillaje. Mayor autonomía, mayor desarrollo.