Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    10.12.2014

    ¿Préstame una luca?

    vendedor
    (Por Cristian Venegas)

    “No teníamos la magnitud de lo que efectivamente la gente está usando este servicio (de los cajeros automáticos)”. El comentario no es de cualquier persona, pertenece a Jorge Awad, Presidente de la Asociación de Bancos, y fue realizada a Tele13 hace menos de una semana. Es de locos, pues es equivalente a que, ante la falta de papel higiénico en su casa, usted diga: “No sabía que en esta casa fuéramos tanto al baño”.

    Así pues, usando la poco fina analogía anterior, es cosa ilusoria creer que a los bancos chilenos–gente de seguro muy capaz- les haya tomado por sorpresa los problemas con los dispensadores de dinero. Sin embargo, es evidente que han preferido usar la vieja táctica, popularizada por Coco Legrand, que reza “siempre de hueón”. Consecuente a esto, Awad entiende que es mejor responsabilizar a los usuarios. El chileno medio tiene medianamente claro que todo, en gran parte, se debe a una medida de seguridad preventiva para evitar robos de cajeros… pero el presidente de la banca, insiste en echarle la culpa al dueño de la tarjeta. De este modo, y como regularmente pasa, quien paga todo es quien decide nada. ¿Le traigo un espejo?

    Bienvenido a uno de los tantos países en que las instituciones bancarias les importa poco cumplir con sus obligaciones. El Estado hará lo de siempre: ir al “lugar común”de proteger al “ciudadano” y “llegar hasta las últimas consecuencias”, para luego hacer nada. Tal vez, mirar cómodamente desde el domicilio particular y con CDF HD, como la Universidad de Chile se corona campeón del Campeonato de Apertura.Todo bien con ese show. Las cosas por tele no molestan, es imagen solamente. Un fútbol en 2D no entiende de los aprietos en la selva del fútbol real, en el estadio y lo que le rodea, en especial, el motivo de esta nota.

    ¿Quiénes han ido perdiendo cada fin de semana en la cancha a raíz de la crisis de liquidez del último tiempo? Fácil. El gallo del estacionamiento, el manisero, el del ‘emparedado de ano’, el del ‘ricafe’, el de la bebida, la señora de las sopaipillas, el de las banderitas. Todo un micro mercado vinculado al estadio que se va despidiendo de la calle. La avalancha del dinero plástico bien podría dejar sepultada al hombre de los cuchuflis, y ningún ‘sanguchero’ podrá salvarlo a menos que éste preste la bendita maquinita a los colegas y amigos de la vereda, si es que decide invertir. ¿Le estaré poniendo mucho? No.

    “Bancarizar y plastificar el negocio, o muerte”, parece ser la sentencia para el comercio informal que no paga impuesto, pero que tácitamente permite regular de forma más efectiva el mercado a favor del consumidor. Ejemplo. ¿Se imaginan cuanto valdría un maní confitado dentro del estadio, si afuera no valiera lo que vale? El maní rompería nuestras muelas porque sería de oro.

    En otro plano, también habría otro damnificado en esta decisiva semana de billetes escasos y fútbol profesional. Sería el famoso e igual de misterioso’hombre del maletín’. Dedicado a tentar a rivales con suculentos incentivos económicos, la falta de liquidez debió haber arruinado varios negocios en el mejor fin de semana del semestre. Tenía otras opciones de encontrar liquidez, pero este personaje es desconfiado y por eso, para no levantar sospechas, no saca sumas altas de dinero desde su cuenta. En tanto, pedir vuelto en el supermercado tras comprar el pan no es lo más práctico si cada vez que va se trae media sección de ‘delicatesen’ para la casa. “Está bien montado ese negocio”, debe pensar.

    El espacio de su breve pero millonaria valija solo se llena con fajos de billetes. Un ‘hombre del maletín’ jamás haría una transferencia electrónica, ni usar una maquinita, ni dar un cheque, ni nada que dejara registro. Mirando el gol de Canales que significó el título azul, debió sentir lo lejos que estaban esos días en que al futbolista se le ofrecían pan de Pascua, longanizas, entradas al cine, o el favor de una lola del ambiente para jugar a menos o a más. Eso podría explicar muchas cosas del desenlace de éste torneo. Pero basta de suspicacias, no es sano para los perdedores, y ya el tema agota.

    Felicidades al hincha de la U por su estrella 17. Consuelo a los hinchas de Colo-Colo y Wanderers. En los tres casos, si van a celebrar o llorar las penas tendrán que poner ojo antes de entrar al local de expendio. En vista de que andarán con escuálidos morlacos, vean si tienen la maquinita de RedCompra, pues una vez ebrios, no habrá escapatoria. Si el hallazgo los pilla una vez caramboleados, tendrán que recurrir a la pregunta más mentirosa existente; más falsa que balanza de feriante y que aire acondicionado de Metro: ¿Préstame luca?