Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    11.05.2015

    Un fantasma recorre Calama

    fantasma
    (Por Cristian Venegas)

    Un fantasma recorre Calama: el fantasma de MAF. Contra este fantasma se han conjurado en una santa jauría, todas las potencias de la vieja ANFP, la FIFA y Exequiel Segall, Sergio Jadue y los Kiblisky, los (seudo) radicales del SIFUP y los polizontes de Audax Italiano y Ñublense… Entonces, la mano de Marco Antonio cae sobre una “chata” puesta en el piso, con algo de orina en su interior, y despierta… Nada es real ¿Todo fue una pesadilla? No, para este fantasma fue un sueño.

    Dueño de una mirada sobredimensionada sobre sus capacidades y logros como entrenador, Marco Antonio Figueroa es una de esas figuras que molestan, pero simultáneamente gustan. Como el ‘Chispa’ del reality ‘Mundos Opuestos’, uno siempre quiere que MAF se vaya, se calle, se ubique, pero cuando no se advierte su presencia, se le echa harto de menos. El ‘Fantasma’ es un artista, y como todo artista, no le gusta compartir el escenario, por eso regularmente opta por pelearse con los referentes del club al que dirige. En Calama ha sido recurrente.

    Figueroa es un tipo que con sus declaraciones siempre deja algo para el comentario de la semana. Las favoritas para este bloguero son las referidas, en primera persona, a sus condiciones excepcionales como técnico. Sonrisas trae el recuerdo de aquella pelea con el periodista -caído en desgracia- Fernando Solabarrieta, en que se atrevió a decir que era uno de los técnicos más exitosos del fútbol chileno. Nadie sabe cómo la cámara y el micrófono se mantuvieron ahí, firmes.

    Pocas veces un apodo estuvo tan bien puesto como en este caso.

    En España le dicen “fantasma” al tipo grandilocuente, que miente y/o que dice ser más de lo que realmente es; hacer más de lo que efectivamente hace. Díganme que no hay un apelativo más certero para el hombre que naciera futbolísticamente en La Calera. Nunca pensó en la trascendencia de aquel apodo espectral, el periodista mexicano que le bautizó así al titular en su diario: “Un fantasma se le apareció a Puebla”. De ahí en adelante, ‘Fantasma’.

    Cosas del destino. El mismo destino que llevó a Marco Antonio Figueroa a sentarse en la banca de tres clubes grandes, y que con ninguno lograra algo importante. Es más, con uno bajo a la Primera B… Que no vengan a decir que el ‘pelado’ pilló a Cobreloa ya descendido o que cayó por secretaria, no. Había bastantes puntos por disputar, y el ‘Fantasma’ lo sabía. Quiso tomar el fierro muy caliente, y se quemó. Tuvo tres partidos que perfectamente pudo haber hecho algo más, y que pudieron hacer un presente distinto. Eran 9 puntos los que resignó ante la ‘U’, Colo-Colo y Ñublense. Éste último tras ir dos veces arriba en el marcador, sucumbió ante el sufriente elenco de Ñublense.

    Se cosecha lo que se siembra, y si se apunta demasiado alto, uno termina mesándose encima, y MAF no sabe de suelos. Tampoco de memoria.
    Hace unos días trataba de “poca ética” a la ANFP, dirigentes, árbitros… los que sean. Nuestro recuerdo no falla, y por ello, ponemos éstas palabras de Figueroa dadas, por allá, por los años noventa: “Muchas veces (soborné a policías en México). Es lo más normal. Son las típicas ‘mordidas’. Cuando te van a pasar un parte, por 20 pesos mexicanos te devuelven la licencia. Puedes manejar sin carné, y por 50 pesos te vas sin problemas”.

    También, un video recorre Youtube… desde hace unos buenos años. En medio de un juego entre la Católica dirigida por Figueroa y el Palestino de Jorge Aravena, la cámara del CDF capturó un momento memorable, si de folclore futbolero se refiere. Un “pincelada fantasmal”:

    “ARAVENA: - Cómo le vas a decir, eso. Hueón cagado de la cabeza…

    FIGUEROA: – No estoy hablando con vo’h, hueón. Yo soy serio para mis cosas.

    ARAVENA: – Yo también soy serio, pu’h, culiao. Has hueviado todo el año. Ofreciste de todo y no has ganado nada… Tenis el plantel más millonario del campeonato, maricón.

    FIGUEROA: – (A Aravena) Hey, hey, hey, hey, hey, hey... (Al cuarto árbitro) ¿viste lo que me dijo? …
    (De lejos, de banca a banca a Aravena) Tú, nosotros… (chocando sus dedos índices).

    ARAVENA: - Cuando querai, cuando querai. Si soi aniña’o al pe’o…”

    Resumen: Jorge Aravena “sapbe”…