Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    23.07.2012

    Atención express

    Ya había visto un reportaje en TV – no me acuerdo si de Contacto o de Informe Especial, pero en fin – sobre la pésima atención en los hospitales públicos y la verdad es que basta con recorrer cualquier pasillo de los centros hospitalarios de la red pública para darse cuenta que las cosas, denuncias más, denuncias menos, no cambian. Pero lo que me tocó ver hoy es realmente clarificador de este problema. Estaba en el Some (Servicio de Orientación Médico Estadístico) de Viña del Mar esperando para que le tomaran una foto a una doctora y mientras esperaba me entretuve leyendo un panel que se encontraba instalado en una pared. Me llamó la atención el tono del documento donde un profesional de la salud explicaba al encargado del área una medida adoptada tras un incidente ocurrido días atrás y aparentemente relacionado con reclamos por parte de los usuarios. En el documento, dirigido a un tal Daniel, el médico le señalaba que a fin de evitar futuros nuevos incidentes,  debía informar a los pacientes que la atención no podría extenderse por más de 15 minutos por usuario. La razón señalada era que el médico tenía X cantidad de horas semanales asignadas, lo que le daba una razón de X cantidad de pacientes por jornada. Quedé perpleja, sobre todo mirando la gran cantidad de personas esperando por atención en el pasillo y saqué la cuenta de que si la política de los colegas del doctor era la misma, ese día al menos 10 personas quedarían sin atención. ¿Qué puedes preguntarle a un doctor en 15 minutos? ¿cuán exhaustiva puede ser una revisión en 15 minutos? Estamos mal, entiendo que el sistema público quiera ser más eficiente y rápido, pero que esto pase por una atención “express” creo que no es la solución. Tampoco digo que el médico o el especialistas tenga que dedicarle 1 hora a cada paciente, pero un tiempo prudente donde exista rigurosidad en la revisión y claridad respecto del diagnóstico para quien es objeto de la atención, es lo mínimo exigible. Mi reflexión es siempre la misma: porqué las personas de menores recursos o quienes apuestan por la salud pública – yo estoy en Fonasa -deben conformarse con una atención “express”, a la rapidita, como sacando en cara que el paciente no está pagando. Otra vez el bendito dinero, la mentalidad mercantilista…¿dónde quedó el juramento de Hipócrates? ¿la ética? Mientras esto no cambie, seguiremos siendo un país subdesarrollado aunque a los exitistas les cueste asumirlo.