Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    09.08.2011

    Matones tuiteros

    Sujetos que con prepotencia anhelan imponer sus términos los hay en todos lados. A veces estos individuos aparecen cuando se les acaban los argumentos. Cuando su inteligencia está agotada. El ataque vía Twitter que recibió la presidenta de la Fech, Camila Vallejo, amenazándola a ella y su familia, es una muestra de esta situación que a algunos les cuesta entender.


    El pasado domingo 7 de agosto en la red Twitter la cuenta con el nombre de usuario @1topone1, de propiedad de José Luis Alonso, tuiteó, refiriéndose a Camilla Vallejo, “Mejor cámbiate de casa o si no sufrirás extraño accidente”. Otra frase fue “@camila_vallejo sufriras 1 extrño accidnte x ser 1 lameculo de la intrnacinal comunsta”.

    Estas amenazas se unen a la publicación de los datos como su dirección, el número telefónico fijo de su casa y el de su celular en esta misma red social, lo que se le atribuye a @el_yorchi (Jorge), lo que además fue retuiteado por @derechatuitera.

    Las amenazas, tanto como las declaraciones que sólo dañan el diálogo entre los estudiantes y el Gobierno, dan cuenta de la liviandad con que algunos usuarios se toman su participación en Twitter. Como si esto no fuera parte de la vida real, algunos deben creer que amenazar, mentir o dañar la imagen de alguien por Twitter es una suerte de jugarreta.

    Otras de estas poco felices actuaciones es la de una secretaria ejecutiva del Consejo del Libro, Tati Acuña, quien en stu Twitter @Tati_Acuna escribió “Se mata la perra se acaba la leva”,  refiriéndose a la líder del movimiento estudiantil. Afortunadamente la justicia ha intervenido para actuar en este caso, el cual ha sido denunciado por los padres de Vallejo.

    Pues bien, junto con rechazar este tipo de actos matonescos, quiero expresar mi repudio a todos aquellos que, fuera de todo sentido, se preocupan de mancillar las protestas estudiantiles con hechos que nada tienen que ver con el Libre Acceso que todos debemos tener para expresar nuestras demandas.