Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    09.02.2012

    Virulencia, “Gordis” y Presidentes

    De pronto, entre la selva en que se han convertido las redes sociales, es fácil encontrarse con personas que no han entendido aún el sentido democrático que pueden tener las fórmulas nuevas de comunicación que implica el uso de estos medios.

    He pensado, en los últimos días, en el concepto de la virulencia. No quiero buscar su significado en el diccionario de la RAE para hacer un insensible copy paste en este blog. Sí espero demostrar, según mi visión, como esta actitud se ha asomado en algunos ámbitos de nuestras vidas.

    Tan virulento como que un diputado trate de Gordis a la ex Presidenta Michelle Bachelet, me parece que es el constante bullying al que es sometido el Presidente Sebastián Piñera. En este caso, coincido con Nicolás Copano, quien en su Twitter dio cuenta de una reflexión a la que adhiero. “Lo del diputado Sauerbaum y el termino “Gordis” me parece darle aire a una polemica exagerada. A Piñera le decimos cosas peores”, escribió el famoso tuitero. En todo caso no valido que se use la palabra Gordis para referirse a nadie, menos si eso se hace a través de Twitter y no cara a cara.

    ¿Quién no se ha reído con algunas de las llamadas piñericosas? Aunque en el caso del diputado Sauerbaum, yo esperaría que tuviera mejores conceptos para marcar diferencias entre ambos gobiernos.

    La virulencia está en aquella señora, que cobardemente, insultó al director de la Empresa Portuaria de San Antonio, Ramón González, tratándolo en la calle de “momio culiao”, un suceso ocurrido en el puerto.

    Creo que la virulencia está también en la forma en que algunas autoridades que sin, otro argumento que sus propios intereses y trancas, no respetan el trabajo de los periodistas y que tildan de estúpidas las preguntas de estos profesionales.

    Ciertamente la virulencia está en comentarios como el de Juana Maria Silva Torres, una lectora que a raíz de la supuesta posibilidad de que Camila Vallejo sea candidata a alcaldesa por Viña del Mar, hizo una penosa declaración. Ella, sin medir el peso de sus palabras, supongo, dijo que “seria lo peor que le pasaria a viña del mar que se metiera una peste a nuestra region,sera como el hanta…..” Ejemplos de todo esto a lo que me refiero hay muchos. Ya lo saben los trolls.

    Lo virulento está en aquellos que aún respaldan o “solidarizan” con gobiernos dictatoriales o que para hablar de democracia expresan el doble estándar.

    La virulencia a veces se deja caer en mis actos o dichos, quizás por lo mismo quise reflexionar acerca de esta manera errada de expresarnos, pues pienso que sin darnos cuenta podemos enfermarnos con ella y hacer que pase de ser un acto equivocado propio de la impetuosidad a una triste forma eterna de exponer nuestras ideas.