Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    12.03.2012

    El poder de Twitter, desde El Quisco

    La semana pasada, un simple tuiteo del concejal quisqueño José Moraga hizo que el homenaje al ex senador Jorge Lavandero se transformara en un tema de debate que marcó tendencias en Twitter.

    Con su rechazo, en las redes sociales, a la entrega del Premio N´Aitún a Lavandero en la Casa Museo Pablo Neruda, Moraga hizo que un tema que en otra época habría pasado desapercibido para gran parte de los chilenos, se tomara las pautas de prensa y con ello hubo tal oposición al homenaje que la Corporación de Artistas Pro Ecología terminó por postergar su realización y la Fundación Neruda declinó de prestar la Casa Museo de Isla Negra para la entrega del premio.

    Una vez más queda demostrado el poder que tienen las redes sociales cuando uno o varios usuarios buscan un objetivo relacionado con sus intereses. En este caso, los comentarios en Twitter sirvieron para configurar un escenario que dio cuenta de que el homenaje a Lavandero no era lo más popular que existía. Ciertamente también hubo personas que apoyaron el reconocimiento al ex senador, pero eran minoría en relación a los detractores.

    Creo que cuando se busca homenajear a alguien, cada persona o institución tiene derecho a elegir al personaje que quiera destacarse.

    Sin embargo, teniendo en cuenta de que existe en Chile una justicia que aparenta ser la misma para todos y que el supuesto montaje del que habla Lavandero hasta ahora sólo ha sido su forma de defenderse frente a la sentencia por abusos sexuales dictada en su contra, pienso que cuando el homenajedo es una persona condenada por delitos graves de cualquier tipo, lo ideal sería que estos actos se hagan de una forma y en un lugar en que no dañe, nuevamente, a quienes fueron las víctimas de tales delitos.

    En cualquier caso, expreso mi rechazo a homenajes a abusadores.