Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    08.09.2011

    Desde Lejos se siente muy cerca

    Cuando estas lejos de tu tierra, la conexión no se pierde. No lo digo yo, lo dicen y comprueban los cientos de chilenos y chilenas que por alguna razón dejan el país en forma temporal, provisoria o a largo plazo.

    Es lógico sentir apego por el lugar donde naciste y es lógico mantenerte informado sobre lo que ocurre en la tierra que te vio nacer o por la que sientes más apego. Es a distancia cuando las noticias pegan más fuerte, donde la angustia se acrecienta y se acelera la ansiedad por conocer y saber sobre lo ocurre en un lugar que esta a miles de kilómetros pero que se mantiene alojado en nuestro corazón. 

    Es por eso que el accidente en Juan Fernández fue como un golpe cercano. No sólo por el hecho en sí, sino además porque entre los fallecidos se encontraban personas que sentíamos casi parte de nuestra historia personal y que si bien conocíamos principalmente a través de la televisión, eran cercanos.

    El dolor se vive de cerca aunque estemos lejos. Es quizás el efecto que genera no estar en tu tierra y de no estar en directo contacto con quienes quieres hace que todo lo que los rodea sea más potente. El dolor es tan cercano que se siente y que se mezcla con impotencia. Es lo que me hace estar pendiente de lo que ocurre en la tierra que amo y que afecta a la gente que quiero.

    Es por eso que cada día como un ritual sagrado visito las páginas de mi país y de mi ciudad en particular, es por eso que no dejo de mirar cómo estará el tiempo en Copiapó y cuáles son las novedades de la ciudad. Es que aunque este a miles de kilómetros mi corazón está con mi tierra, con mi querido Copiapó, mi adorada región y mi país. Es que desde lejos todo se siente muy cerca, en especial el dolor y la pérdida.