Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    03.02.2012

    Oscar no quiere nada con Chile

    “Violeta se fue a los cielos” de Andrés Wood, ganó uno de los premios más importantes del influyente festival Sundance, que cada año agrupa a lo más selecto del cine independiente mundial. “Violeta…”  también fue nominada a los Goya y ha cosechado numeras reseñas en el mundo entero, pero…  “Violeta…” no corrió la misma suerte en las nominaciones al Oscar como Mejor Película Extranjera. Una vez más la Academia ignoró a una cinta chilena en sus nominaciones.

    Chile cada año manda una representante para el certamen y la elegida se selecciona por un panel de creadores y expertos, pero aún Chile no tiene la suerte de recibir una nominación como país para la Mejor Película Extranjera, esto a pesar de que el cine nacional se ha hecho presente (y ganado) algunos de los más importantes certámenes del mundo. Canes siempre tiene alguna representante chilena en alguna de sus muestras, Venecia recibió a “La Luna en el espejo” de Silvio Caiozzi con premio (Gloria Munchmayer ganó como Mejor Actriz) y Berlín entregó un Oso de Plata a “La Frontera” de Ricardo Larraín. A esto se suma los periplos de varias películas por San Sebastián (“Taxi para tres” de Orlando Lubber  se alzó con el premio mayor) y cuanto festival hay en el mundo. En los Goyas, Chile ha ganado en tres ocasiones por “La Frontera” de Ricardo Larraín, “La Buena vida” de Andrés Wood y “La vida de los peces” de Matías Bize y ha estado Nominado en varias ocasiones. Pero del Oscar nada.

    Y ha habido ocasiones en que el país se ha acercado interesantemente. “Tony Manero” de Pablo Larraín se perfiló en el 2008 como una segura Nominada, los medios extranjeros la situaban constantemente en los ranking de las mejores películas del año… pero del Oscar nada. Nunca hubo nominación y Chile se quedó con la ganas.

    Luego estuvo la polémica surgida por el caso de “La Nana” de Sebastián Silva e “isla 10” de Miguel Littin. Ambas compitieron por ser la representante nacional a los premios Oscar y Goya, la cinta de Littin se quedó con ambas opciones, lo que generó una aguda controversia que se expandió mucho más allá del mundo audiovisual. Políticos, cantantes, aristas y cuanta persona que pudo (incluidos los candidatos presidenciales de la época)  dieron su opinión. El resultado fue que “Isla 10” fue nominada al Goya, “La Nana” fue nominada a los premios Ariel en México y además una nominación a los Globos de Oro como Mejor Película de habla no inglesa, pasando a la historia al ser la primera que recibe una nominación a los premios que son considerados los segundos más importantes de la industria tras el Oscar, pero del Oscar en sí, nada. Algunos especulan que la elección de la película hizo que Chile se farreara la opción de ser nominado, lo cierto es que nunca lo sabremos y la discusión en torno a cuál cinta merecía ser la representante de Chile en esa ocasión de seguro reflotará cuando suceda algo parecido.

    Las últimas representantes de Chile como “La vida de los peces” de Matias Bize y “Violeta…” tampoco lograron la hazaña. “La vida de los Peces” tenía méritos de sobra y su valor estético sin duda superaba la media del cine nacional, pero no logró quedar en la quina de nominadas. “Violeta…” corrió la misma suerte, a pesar de ser reconocida en Sundance y en el mundo entero.

    El Oscar sigue siendo un premio esquivo, si bien hay chilenos que han ganado alguno o han estado nominados (el mismo Miguel Littin fue nominado dos veces pero representando a otros países, algunos técnicos que trabajan en la industria como Claudio Miranda y su nominación por “El Extraño Caso de Benjamin Button” de David Fincher), aún el país no recibe siquiera una nominación. Aunque la esperanza está en esta nueva camada de directores y directoras, que bien podrán lograr que Chile se traiga a casa la tan preciada, y hasta ahora esquiva, estatuilla.