Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    29.11.2012

    Día Mundial del Sida: reflexión y prevención

    El primero de diciembre se conmemora el Día Mundial del Sida y la Organización Mundial de la Salud asegura que la pandemia está en retirada, mientras que en Chile el Ministerio de Salud por segundo año consecutivo centra sus esfuerzos en la toma del examen más que en los métodos preventivos.

    En Chile las notificaciones por VIH han aumentado en los últimos años, una situación que podría explicarse en las campañas para la detección temprana del virus. Una detección temprana ayuda a un inicio oportuno del tratamiento y con ello se aumentan las posibilidades de llevar una vida completamente normal para quienes viven con VIH. Esa es la base de la campaña que inició el Ministerio de Salud, aunque de inmediato surge la pregunta, ¿porqué no una campaña preventiva? ¿Si hay tan pocos recursos porqué no utilizarlos de la manera más efectiva?

    Chile ya no recibe recursos internacionales para las campañas de prevención del VIH y los montos que destina el Minsal son escasos. Si bien hay que reconocer la necesidad de incentivar la detección temprana del virus, también se hace no menos necesario una campaña de prevención. No hay que olvidar que si bien la OMS dice que el virus está en retirada, las posibilidades de contagio siguen latentes. Es por eso que no se puede relajar el mensaje: El VIH es prevenible si se utilizan algunos de los métodos de prevención.

    Sigo apostando por el condón como el eje central, por que simplemente es el método que nosotros podemos controlar. La pareja única es un método basado en la confianza y en las conductas del otro. Acá ya no sólo es mi acción, si no la de mi compañero o compañera,  la que también importa. Un método inefectivo si se analiza las cifras en las que las personas se contagiaron porque precisamente confiaron en su pareja sexual. Un acto de amor poniendo la confianza en el otro y en que ese otro retribuirá con amor y cuidado. Un peligro latente, suena romántico y épico, pero es un peligro al fin y al cabo.

    El condón en cambio es controlable. Uno tiene el control de la situación, sin importar el rol que se juega en el acto sexual. De ahí que toda campaña de prevención debería tenerlo como protagonista.

    La campaña del Minsal tiene como ausente no sólo al condón (que se nombra efímeramente) si no que también a la palabra “prevención” en su totalidad. Los recursos tan escasos deberían ser mejor utilizados. Fomentar el uso del condón es un acto de amar la vida y en este caso el Gobierno no lo está haciendo. No quiero pensar en que una vez más el conservadurismo de las autoridades les hizo buscar una campaña más “tranquila” y menos alejada de las tan imbéciles polémicas provocadas por los que creen que incentivar el uso de condón aumenta la promiscuidad. A esos señores les digo: miren a su alrededor. El sexo está en todos lados y puchas que es placentero, entonces porqué negarlo. Lo importante es decir que el sexo más seguro es más placentero aún, porque junto con el orgasmo, nos queda una sensación de tranquilidad… eso gracias al condón.