Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    17.05.2013

    ¿Qué queremos para el futuro?

    nublense

    Se viene el fin de semana, fin de semestre y fin del torneo para Ñublense. Es también el último partido de visita, oportunidad para cerrar el despliegue redondo que han tenido los Rojos como el “convidado de piedra” durante este primer semestre. Esto en una fecha en la que está en duda la aparición de Grbec por un esguince de tobillo, lo que complica la punta de lanza de Ñublense, aparte de la falta de Mathias Riquero por acumulación de tarjetas, haciendo dudosa la posición confiada de los Diablos y seguramente tiene con un quebradero de cabeza al “Chifi” Rojas. Aún así, en el bando contrario hay cuatro bajas, las más considerables Cólzera en la delantera y Prieto en la defensa, lo que también tiene preocupados a los verdes, quienes por su parte vienen de tres derrotas consecutivas, la última ante Huachipato.

    Esto genera una sensación de igualdad, que de hecho ya compartimos con el Decano en la puntuación. ¿Pero, qué haría la diferencia? Lo más probable es que vaya de delantero Mauricio “Hormona” Gómez, lo que confirmaría la posición cómoda de Ñublense y la búsqueda del invicto sobre la base de lo seguro, esto es esperar atrás y jugar al contraataque, con lo que en la formación actual nos aseguraría un poco decoroso empate en un partido muy similar al de Rangers, en el que los jugadores no lucieron y faltó el vértigo de la posibilidad de gol.

    Esto nos pone sobre dos líneas distintas. Una, la actual. ¿Quién podría entrar como carta nueva, a lucir el estandarte rojo en la delantera? Se me vienen a la mente dos nombres: Marcelo Ibáñez, quien ya ha convertido en algunas oportunidades para los Diablos en el equipo B, y Jaime Torres, quien en la filial ha hecho goles, aunque no posee experiencia en la cancha del primer equipo. Por otro lado, se me hace imposible no dejar la mente volar y vislumbrar dos delanteros para el segundo semestre en Ñublense, como mínimo. Eso, más un lateral izquierdo y como mencioné en mi anterior columna un volante de creación.

    A pesar de lo anterior, es la falta de Riquero la que genera los cambios en Ñublense. Adolfo Lima iría de lateral izquierdo, donde su aporte en la velocidad podría generar un cambio en la dinámica del equipo y Olivares entraría como volante de corte, confirmando la posición defensiva del equipo y donde se espera busque más protagonismo que en partidos anteriores.

    Cerrando, es imperioso guardar a Grbec para el segundo semestre y recuperar a Lanzini. Eso, y tener claro qué queremos para el futuro. Ahí está la solución.