Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    02.08.2013

    El domingo se le puede ganar a Cobreloa

    ñublense

    Anoche Cobreloa empató con Peñarol, en un partido duro, con un jugador menos, y buscando el gol aún hasta los últimos minutos. ¿Cómo afecta esto a Ñublense? No sabremos esto hasta el fin de semana con certeza, pero podemos leer algunas cosas entre líneas.

    Sin duda es una posición cómoda para Ñublense enfrentarse con un Cobreloa (el domingo a las 15:30 en el Nelson Oyarzún) entre copas puesto que, es de suponer, se va a jugar la posibilidad única que tiene el próximo jueves de avanzar en el torneo internacional. Esto sólo lo logrará ganando o empatando por más de un tanto el partido en el extranjero, y podemos adivinar que Jorge García va a reservar y cuidar a su plantel principal en vista a ello.

    Frente a este escenario Ñublense nos podría sorprender sacando ventaja a esta situación. Por un lado tenemos a Cobreloa, que casi no pierde desde el año pasado, salvo la mancha roja al perder frente a Ñublense en Antofagasta (que le costó el campeonato nacional). Por el otro lado estamos nosotros, con una crisis de fe, que no sabemos cuanto podrá resistir si perdemos de local como hemos acostumbrado, aún a la expectativa de ver el despegue de Ñublense, que viene muy atrasado, pero como toda crisis de este tipo,  es necesario tener fe en primer lugar, y esa está.

    Para esto Carlos Rojas optó por un posicionamiento más ofensivo, un 4-3-3 en el cual Bogado entraría como titular en la punta izquierda, acompañado de Vázquez y Varas. A la vez, ¿Nos da esto una chance de meternos de lleno en el torneo nacional, con un equipo fiero y que nos deje la impresión de estar con mente y cuerpo en la cancha? Esa respuesta se la dejamos al cuerpo técnico. Luego del trago amargo de perder con la Universidad Católica, que jugando a media máquina nos pasó una aplanadora por encima, los ánimos están caldeados y sin duda podemos vislumbrar al Fantasma de la B si es que así será el espíritu con el que enfrentaremos este campeonato. Las posibilidades están, y la inyección de energía y sangre nueva también. Sólo falta que alguien encienda esta locomotora, que alguien ponga en marcha el caldero de los Diablos Rojos y nos de una muestra dé que nuestra sangre también corre por sus venas.

    Sin duda es necesario reforzar las lineas posteriores, redefinir lo que era una defensa roja efectiva, y esperar que la joya del equipo, Giovini, responda a la doble presión de ser el mejor pagado del plantel y de ser el jugador en el que tenemos nuestros ojos puestos con mayor atención, ya que últimamente nos ha tenido en una montaña rusa frente a sus actuaciones a veces excelentes, a veces erráticas.

    Este domingo iré al estadio a ver a Ñublense ganar. Las probabilidades de hacerlo están a la vuelta de la esquina, y por supuesto que todos y todas, ñublensinos y ñublensinas, estaremos al lado de nuestro equipo. Espero que esta incondicionalidad no se vea vulnerada, y que por fin podamos subirnos al carro de la victoria junto al equipo que todos y todas queremos ver, no importa si ganar o perder, pero si jugar y gustar.