Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    09.08.2013

    A romper la racha el domingo

    ñublense

    Esta semana ha habido un particular protagonista entre las filas de Ñublense. Y es que después del partido contra Cobreloa, donde empatamos y al fin vimos a un equipo que sacó el odio y la garra a la cancha, estuvimos al borde de tener algunas bajas notables. Entre ellas la de Varas, quien aporta peligro en el área chica y ya lleva en el marcador cuatro goles con la camiseta roja, y el defensa José Rojas, que fue un buen elemento el pasado domingo, demostrando de qué estaba hecho, peleando y deteniendo sobre todo al “Mota” González. Mientras el primero no participó del entrenamiento pasado, por un lumbago, el segundo hizo trabajo separado del equipo.

    La particular protagonista es la cancha, que gracias a la lluvia del pasado domingo sin lugar a dudas ha dejado más de una marca en nuestros jugadores (y de seguro también en los de Cobreloa). Este tipo de canchas generalmente genera lumbagos y problemas de tendones, entre otras molestias físicas. ¿Que pasó con la cancha del antiguo Nelson Oyarzún Arenas? Es una pregunta histórica que en algún lugar debe tener una respuesta, pero todo este tiempo ha estado oculta. Seguramente la dirigencia y el administrador pueden responder algo respecto a esto, ya que es poco comprensible que un estadio de primer nivel, que aspira a hospedar torneos internacionales sufra una falla así ante una lluvia tan propia de la ciudad en que vivimos.

    No olvidemos que la cancha de Unión La Calera también es polémica. Mucho más que la nuestra, puesto que se distingue por su mala textura, lo que siempre significa una ventaja para los cementeros, que en el pasado han sacado divisas de este factor.

    El llamado es a cuidar a nuestras cartas que están disponibles para el próximo partido. Tenemos abajo a Grbec, a Montesinos y a Vergara, y no es nada bueno seguir sumando nombres a esa lista. Por el lado positivo tenemos el regreso de Giovini, que esperamos vuelva más recargado, descansado y enchufado al fútbol; retomando su protagonismo y desplante en la meta ñublensina.

    Vamos en buena lid a disputar el partido contra La Calera. Los ánimos están optimistas y acompañando al equipo. Esto debido a la reaparición de una defensa efectiva y aguerrida, donde Rojas se está ganando un espacio junto a Benjamín Ruiz y las individalidades colectivas que refrescan un fútbol que venía lento; esto gracias a Riquero, Lanzini, Croce y Varas. Así hemos recuperado la esperanza de poder hacer buen fútbol frente a una Calera descansada y que busca sumar, ya que al igual que nosotros sólo cuentan con 1 punto en la tabla nacional.

    Ñublense saldrá con un 4-4-2, donde seguramente intentará dominar el mediocampo y afirmar la defensa, en una formación de la vieja escuela que no es ofensiva, pero que sí aspira al control del balón.

    Aunque el partido del domingo no será transmitido por el CDF, Ñublense posee una barra que los acompaña a lo largo de Chile, por lo que los muchachos no estarán solos. El resto escucharemos por la radio, esperando poder celebrar este domingo los tres puntos que tanto esperamos. Tenemos la oportunidad de quebrar por fin la racha y no debemos desperdiciarla: vamos Ñublense!