Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    29.10.2013

    La pega bien hecha

    ñublense
    (Por Felipe Candia)

    Este domingo se ganó un partido importante, en muchos sentidos, ante Cobresal. Importante en tres sentidos: salimos con mucho del fondo de la tabla y nos comenzamos a instalar en el medio, le ganamos al equipo que hasta el momento iba tercero en la tabla de posiciones y se confirma no una racha, sino un estilo de juego nuevo en Ñublense, que invita a prestar atención al que no lo había hecho a este equipo que está demostrando que tiene sangre y que esa sangre es roja.

    Ya he abordado en el pasado la importancia del cambio de técnico y las mejoras que eso nos ha reportado en el punto de vista anímico, de fútbol y trabajo. Se lamenta que esta inclusión haya sido una vez ya entrado en el torneo, en cuanto ha significado cambiar un esquema de juego en lo físico y en lo mental, con jugadores que llegaron convocados por otras ideas, pero aún así con la finalidad de defender la camiseta. Si bien se ha logrado un notorio repunte del equipo y también de sus rendimientos individuales, como en el caso de Riquero, Ruiz y Pozo, por ejemplo, también hemos quedado cortos atrás, como se vio en el partido contra Wanderers, quedando cojos sin Vergara y Montesinos en la retaguardia.

    Al observar la entrada de Aldunate en reemplazo de Cisternas, me quedo con la duda sobre cómo será la inclusión de los canteranos en el primer equipo. Estemos de acuerdo en que el clamor popular indica que queremos ver más gente de Chillán afirmándose en el primer equipo, como ha sido el caso de Parra. ¿Hay espacio para más en Ñublense? Esa es la duda. Más aún en este ascenso en el rendimiento del equipo, donde, al parecer, la elección es entre seguir avanzando sobre lo seguro -que ya conocimos el anterior torneo, y nos duró hasta que se lesionó Grbec- o también contemplar el seguir probando posiciones, jugadores y estrategias. Según lo que vi en el último partido, puede que de momento lo más prudente, y la decisión técnica, sea afirmar el primer equipo sobre la base de lo que se tiene. Esto teniendo en cuenta lo certera que se mantuvo la defensa conformada por los aclamados por el público.

    Esto es una pausa, una duda, ante una carrera que va en ascenso. Es una merecida pregunta para hacerse en esta etapa del torneo, y es el futuro el que nos resolverá las interrogantes. Sea cual sea el camino o elección por parte del equipo Abraham, en Ñublense se nota el trabajo, se nota que se hace una pega, y una pega bien hecha.