Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    28.10.2013

    Clásico Universitario: Solo pierde el fútbol

    meneses
    (Por Martín Cheyre)

    Lamentablemente no existe la fórmula para que un partido de fútbol sea impermeable a los cometidos que realizan los mal llamados hinchas. Qué rabia que un partido tan entretenido e intenso se haya tenido que suspender por las consecuencias que dejó el proyectil que cayó sobre Fernando Meneses.

    Se intentó tomar medidas preventivas de jugar a las 12 del día, para seducir a las familias a que vayan al estadio y sean parte de la fiesta que este deporte entrega. El Estadio Nacional se veía precioso, con más de treinta mil personas en las tribunas.

    La gente compró sus entradas para ir a ver un espectáculo, para disfrutar y vivir la adrenalina que este tipo de partidos trae. Pues, ellos hacen una inversión, ahorran cada peso en la semana para darse el lujo de ir al estadio con el hijo, el hermano, la polola o con el sobrino. Se organizan durante los días previos, y el tema de conversación es la ida al estadio. Algunos se levantan más temprano para ir a comprar el pan fresco y hacer los sándwich. Otros prefieren comprar la mechada con palta y el maní.

    Así comenzaba el partido. Un primer tiempo manejado por los azules. Lograron instalarse en campo rival y realizaron su juego desde ahí. Pero la falta de claridad en ataque fue una constante. El nefasto partido de Duma impidió crear daño por el sector derecho, y así Católica aprovechaba de respirar, porque le costó tener el control del balón y sus jugadas no duraban más de treinta segundos.

    Cuando restaba un minuto para ir al descanso, Milován Mirósevic culminó con el contragolpe letal de Ismael Soza y marcó la apertura de la cuenta. Se venía un segundo tiempo brutal. Pero tuvimos que dejar de hablar de fútbol, cuando a los 59 minutos Enrique Osses decide suspender el encuentro.

    Más allá de cuestionar al culpable, fue patético ver a Johnny Herrera agrediendo la camilla donde se encontraba Fernando Meneses. Fue una vergüenza escuchar al plantel de la U increpando a los jugadores de Católica y calificándolos como cagones ¿Dónde está el verdadero Fair Play de los jugadores? ¿Dónde quedó la lealtad entre compañeros de profesión?

    Más ridículas fueron las palabras de Aránguiz a la salida del estadio: “estaban cagados enteros, fue pura exageración”. De verdad es una pena tener que terminar hablando de este tipo de cosas al final de un clásico, en vez de desmenuzar lo que fue el partido en materia futbolística.

    Este tipo de acciones -tanto de los hinchas como los jugadores- solo hace que pierda el fútbol.