Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    20.11.2013

    No se aceptan triunfos morales

    alexis
    (Por Julian Abusleme)

    El sueño de todos los chilenos que nos desangramos por el fútbol, por nuestros colores, por la selección, es dar un paso histórico en el Mundial de Brasil. ¿Qué significa eso? En palabras lindas se podría explicar como cambiar lo que conocemos, torcer esa costumbre que hace que nos conformemos con hacer una presentación digna. En palabras prácticas, hay que llegar a cuartos de final como mínimo.

    Esa ilusión, esa confianza que tenemos en el proceso de Sampaoli, implica necesariamente un cambio en la mentalidad. Ese cambio de mentalidad debe expresarse luego de la derrota que sufrió anoche Chile por dos goles a uno frente a Brasil.

    Hace unos años hubiera sido coherente rescatar el corazón de Alexis, el nivel de Medel o algunas tapadas de Bravo. Y el análisis global indicaría que por muchos momentos equiparamos el juego frente a uno de los candidatos a ganar el trofeo más importante del fútbol mundial. Sin embargo, si realmente creemos que Chile es más equipo que antes, si estamos convencidos de que hoy tenemos la capacidad de aspirar a más, esta derrota nos tiene que doler.

    Nos tiene que doler el error de Marcos González en el primer gol. Esas equivocaciones te dejan fuera de un Mundial. Nos tiene que doler la falta de profundidad de nuestra selección, que veía como Alexis Sánchez recibía la pelota a 50 metros de la portería de Julio César. Nos tiene que doler lo débiles que nos vimos en muchos pasajes frente a los contragolpes brasileños. Nos tiene que doler la imprecisión de Valdivia. Nos tiene que doler que no tengamos ningún reemplazante de Mauricio Isla.

    Si es que realmente queremos ser protagonistas en la próxima Copa del Mundo, nos tiene que doler perder contra Brasil. No podemos conformarnos con tener buenos pasajes o con tener jugadores a un nivel superlativo como Alexis. No alcanza con eso, porque de toparnos nuevamente con Brasil en octavos de final, la historia no cambiará.

    Sí, hay cosas que se pueden rescatar de este partido, pero por favor no hablemos de triunfos morales. Y ojo, Robinho, para variar, nos vacunó. Es el noveno en su carrera contra Chile y ya superó los ocho de Pelé.