Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    20.11.2013

    Selección Chilena: A buscar alternativas

    marcelo diaz
    (Por Martín Cheyre)

    La Selección Chilena culminó su gira por el exterior con una derrota por de dos goles a uno frente a Brasil en un partido disputado en Canadá anoche. Las cartas fueron echadas y se trajo un balance positivo. Dentro de lo que se puede ver como la posible formación de Chile en el mundial de Brasil, se consolidó ante Inglaterra que el juego colectivo fue más que el juego individual.

    Las piezas claves están, sin duda alguna, en el mediocampo. El andamiaje de Sampaoli consta de tener una última línea rápida y sólida, para que en el medio terreno exista libertad para generar fútbol. Generalmente, ese trabajo lo hace de manera natural Marcelo Díaz acompañado por Charles Aránguiz, Carlos Carmona, Arturo Vidal o David Pizarro. Lo que debe hacer Chile, es tocar el balón constantemente de manera horizontal. Lograr dar vuelta la pelota en varias oportunidades, para que de manera inesperada se pueda hacer la profundización y llegar a línea de fondo.

    Pero lamentablemente, ayer nos faltó eso. Fueron escasas las veces que Chile pudo dar vuelta el balón con tranquilidad y sentirse dueño del partido. Fue sensible la salida de Marcelo Díaz, que además es el hombre que pone los tiempos en el partido. Carlos Carmona cumple su función de corretear los 90 minutos, pero le cuesta generar esa pausa tan peculiar del estilo Sampaoli.

    La ausencia de Mauricio Isla fue otra clave que no le permitió a la escuadra nacional tener salida por el sector derecho. Si bien el Chapa Fuenzalida tenía el deber de cumplir esa función, tuvo que ser reemplazado para corregir ciertas falencias que el partido se encargó de demostrar: la poca tenencia de balón. Fue el sacrificado y debe entenderlo como tal. El juego colectivo tiene que primar sobre el individual, mientras se juegue al estilo del ex técnico azul.

    Con todas estas carencias, Chile pudo contener a Brasil en varios pasajes del partido. Afortunadamente el equipo anfitrión del próximo mundial, no logró convertir las ocasiones de gol que se generó durante el primer y segundo tiempo, salvo dos jugadas que merecen aplausos.

    Cuando Eduardo Vargas sentenciaba el empate parcial, Brasil arriesgó y logró generar profundidad gracias a la subida permanente de sus laterales, en especial con Maicon. No hubo forma de frenarlos y el gol por parte de ellos fue justo. Robinho fue el indicado para concretarlo.

    En líneas generales, esta fue una gira positiva. Se le jugó a Inglaterra y Brasil de igual a igual. En un partido se pudo concretizar la idea de juego, sin temerle al rival. En el otro, se pagó la ausencia de piezas claves que permiten hacer el funcionamiento colectivo de nuestra selección.