Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    10.12.2013

    Llegó la hora para la Roja

    mundial
    (Por Martín Cheyre)

    El mundial de Brasil 2014 ya está listo. El viernes pasado se realizó el sorteo en que pasó justamente lo que muchos querían que no pasara. Muchos ya han discutido sobre aquel video del señor Pablo Leal, en que muestra supuestamente cómo la FIFA arregló los grupos, otros siguen criticando a Platiní y sus movimientos para sacar a Francia de la tómbola dos y situarlo en la tómbola cuatro con el resto de los europeos. Y varias otras polémicas por el estilo.

    Lo cierto es que Chile tiene un grupo fuerte. Están los dos finalistas del mundial anterior -Holanda y España- , y por si fuera poco, en un eventual cruce en octavos de final, está la opción de chocar con el siempre poderoso Brasil, que más encima ahora es local.

    Sí, está durísimo el grupo. Pero la cita mundialera está reservada para los mejores. ¿O acaso clasificar a un mundial no significa medirse ante los grandes, quedar en el grupo de la muerte y ver realmente para qué cosa estamos? Tal vez, en una de esas, estar en un grupo menos competitivo nos hubiese permitido aumentar la expectativa de llegar más arriba, sin haber tenido que enfrentar a los de verdad.

    Pero la verdad es que si esto hubiese pasado con otra selección chilena, estaría asustado, enojado y sin esperanzas. Pero tengo fe ciega en Jorge Sampaoli, porque desde el día después al sorteo ya estaba solicitando informes sobre los rivales, exigiendo videos y diversas herramientas que sirvan para elaborar un análisis de los equipos para  posteriormente realizar el planteamiento futbolístico adecuado.

    Además, contamos con jugadores que están en su mejor momento deportivo, brillando en sus respectivos clubes y siendo protagonistas de las principales ligas del fútbol internacional. Y lo más importante, es que la mayoría viene con el cambio de mentalidad que instauró Marcelo Bielsa para las clasificatorias de Sudáfrica 2010.

    Entonces, medirse ante España y luego Holanda, significará evaluar qué tanto hemos crecido en el fútbol. Llegó la hora de medirse ante los perros grandes, los peces gordos de este deporte. Afirmo a que será una fase de grupos que jamás olvidaremos, en que la adrenalina, nerviosismo y la ansiedad, correrán por todo el cuerpo de quienes nos sentimos amantes de esta pasión.