Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    10.02.2014

    “No es tan difícil”

    colocolo
    (Por Julian Abusleme)

    El año pasado, con propósitos académicos, me propuse junto a un par de compañeros investigar en profundidad la crisis deportiva que Colo Colo estaba experimentando. En medio de una larga serie de entrevistas con personas que trabajan dentro de la institución, un funcionario muy ligado a los colores del cacique nos decía con pena la siguiente frase: “No es tan difícil la huevá”. Tenía razón.

    No creo necesario dar nombres, pero nos contó lo precarios que fueron los trabajos de varios entrenadores. Entrenamientos improvisados, técnicos que llegaban tarde y evitaban las doble jornadas… A eso le sumaba las malas contrataciones y los vínculos extraños con ciertos agentes de jugadores. Es por eso que para él no era ninguna sorpresa la crisis en que estaban sumidos, pero trabajaba confiado en que las cosas cambiarían.

    Y las cosas cambiaron, porque como nos dijo, no era tan difícil. Colo Colo sencillamente tomó las decisiones que tenían que tomarse. Mantuvo a Tapia en el puesto en vez de apostar por algún técnico argentino de la segunda división trasandina. Contrató a Barroso para darle firmeza a la defensa, a Valdés para darle experiencia y peso al mediocampo y a Paredes para convertir en temible al ataque del Popular. Las tres líneas se vieron reforzadas no solo individualmente, sino que colectivamente.

    Jugadores como Fuenzalida, Flores u Olivi se potencian el doble cuando tienen una referencia como Paredes en el centro del área. Tapia le dio protagonismo a Vecchio, en un equipo que ya no se lo salta. Colo Colo puede atacar por el medio con el “diez” o por las bandas con las duplas Pavez-Flores y Fierro-Olivi. A eso se le suma la llegada de Valdés al área rival.

    La confianza de todo el equipo aumenta y saca rendimientos individuales brillantes. Villar el año pasado parecía un arquero del montón, que no destacaba, pero en este campeonato está mostrando toda sus capacidades. El Cacique está feliz y sus hinchas lo agradecen. Porque no se puede saber quien será el campeón al final del semestre, pero por el momento Colo Colo hace feliz a su hinchada semana a semana y a veces esa alegría en el camino es tan importante como la que se consigue cuando se llega a la meta.