Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    09.07.2013

    Una discusión fuera del fútbol

    lucio fariña

    A ningún quillotano, pero por sobre todo a ningún hincha de San Luis de Quillota, le puede resultar indiferente el conflicto que hoy en día sostienen los profesores de nuestra ciudad con la alcaldía y que tiene a nuestro estadio en el ojo del huracán.

    Y es que después de todo lo que costó conseguir los dineros para la demolición y posterior reconstrucción del hoy por hoy llamado “Estadio de Chile“, la posibilidad de que éste sea rematado y pase a manos de un privado ha despertado las alarmas de todos. Mientras unos lo encuentran una aberración y llaman a marchar bajo el slogan “el estadio no se vende”, son pocos los que se han dedicado a investigar el trasfondo de esta situación tan compleja.

    ¿Qué tiene que ver el estadio con la demanda de los profesores? Probablemente poco y nada. Sin embargo, pensándolo bien, la petición de los profesores del remate del estadio a mi juicio tiene solo un objetivo: poner su problemática en el tapete, algo que han conseguido a cabalidad. Probablemente si hubiesen pedido el remate de la casa de la cultura o de algún otro edificio municipal, poca o nula atención de los medios de prensa y de la comunidad hubiesen obtenido.

    La problemática que enfrentarán hoy los profesores, una vez conseguido este objetivo mediático, es trasladar la discusión al punto que realmente se debe discutir. ¿Quién debe pagar el bono? ¿Cómo se debería pagar? Son las interrogante que deberían resolverse en una mesa de trabajo que se debe generar entre los profesores y las autoridades competentes a esta problemática.

    El riesgo que enfrentan los profesores, dado este nuevo escenario, es que la discusión se enfoque completamente en el estadio, lo que finalmente terminará causando un efecto adverso en su demanda, ya que mucha gente terminará rechazando mediáticamente éstas, porque sentirán que están actuando de forma egoísta comprometiendo un bien que tanto costó conseguir y que entrega tantos beneficios a la comunidad.

    ¿Cómo terminará esta discusión? Es de esperar que no termine con San Luis haciendo de local en Limache, aunque para los que somos supersticiosos, al acenso a la Primera División se obtuvo principalmente en la ciudad de los tomates.