Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    07.10.2013

    Vacaciones sin novedades

    descanso
    (Por Luis Alberto Montenegro)

    El último viernes de septiembre, a eso de las cinco de la mañana, emprendí el vuelo para comenzar mis ansiadas vacaciones, las primeras fuera de Chile. Usted se preguntará qué tiene que ver esto con fútbol, ciertamente. Pues bien, le contaré que en el fútbol me considero un tipo de cábalas. Y la última vez que salí del país, el año 2009, los canarios también ganaron un partido fuera de casa con un gol en el minuto 90. Aquella vez estaba en el aeropuerto para enterarme por Internet del gol de Mario Pierani ante Coquimbo y gritarlo en plena sala de embarque, ante la mirada atónita de una decena de gringos.

    Las coincidencias entre este San Luis y el del año 2009 son notables. Un equipo que venía de una campaña desastrosa (las del 2008 y 2013 han sido las dos peores campañas de San Luis desde que volvió al profesionalismo). Un equipo por el que nadie daba un peso y que terminó sorpresivamente transformándose en la vedette del torneo. Cuando salí de Chile el pasado viernes, aparte de pensar en pasar unas inolvidables vacaciones, esperaba que los canarios no me tuviesen de vuelta ninguna novedad, y así fue. Ayer, en mi último día de vacaciones, pude comprobar que no solo aumentamos la ventaja en el torneo, sino que además seguimos mostrando la garra, la mística y la regularidad que tiene a los canarios cumpliendo una campaña que, de seguir así, podría alcanzar ribetes históricos.

    He de hacerles una confesión. Cuando decidí tomar mis vacaciones fuera del país, hace algunos meses atrás, me prometí desconectarme totalmente. Sin computador, sin teléfono, sin redes sociales. Sin embargo me fue imposible cumplir con mi promesa. Y si bien no entré a Facebook ni escribí ni media palabra en Twitter, no pude evitar, desde el hotel, meterme el sábado pasado -a eso de las cinco de la tarde- para saber cómo le había ido al canario en Concepción. Desde hace poco más de un año que no faltaba al estadio y tenía que saber como nos había ido. Así, de las tres veces que me metí a internet en esta semana, dos fueron para saber de San Luis y de sus rivales.

    Y bien, pese a que  recién el sábado me bajé del avión, ayer domingo no podía faltar al estadio. Y así pude ver un tremendo triunfo de San Luis. Los canarios habían mostrado una leve baja en el fútbol y lo de ayer fue un espectáculo contundente tomando en cuenta lo experimentado del rival. San Luis ganó porque fue certero en los momentos claves. Y con cuatro golazos: el primero un misilazo de Borrego, el segundo una jugada de Play Station, el tercero un tremendo pique de Cris Martínez y el cuarto una sutileza de Oyaneder. Los canarios además demostraron que el plantel no es corto como todos creen y demostraron que en la banca tienen alternativas que despliegan un excelente nivel futbolístico, como Auzqui, Oyaneder y Fiorina.

    El invicto de San Luis se ve cada vez más firme. El temple de este plantel es enorme, y el hambre de gloria que tienen estos muchachos es aún mayor. Con este equipo, no debí haberme preocupado tanto del internet y debí haber disfrutado aún más mis vacaciones, aunque, a juzgar por lo que pueden ver en la foto que acompaña esta nota, lo pasé bastante bien, jaja.

    Ahora, que pase Colo Colo. Desde mi hamaca lo estoy esperando.