Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    25.11.2013

    Los cimientos

    sub15 san luis
    (Por Luis Alberto Montenegro)

    Este fin de semana San Luis tuvo una dulce venganza ante San Felipe por el torneo nacional y gracias a esto se mantiene con la primera opción de lograr el título de apertura. Sin embargo, esta no fue la noticia más destacada del fin de semana para los canarios. Hoy les vengo a hablar de otro gran logro, porque hoy podemos decir que San Luis de Quillota  comienza a forjar una nueva etapa, en donde construye su historia en base a sus propios cimientos.

    ¿De qué hablo? De que el fútbol joven canario está de fiesta. A falta de dos fechas para el final nuestras series menores han logrado el ansiado ascenso a Primera División, tras superar ampliamente en el puntaje ponderado a todos sus rivales del grupo norte. Esto,  tras un extenso torneo de cuatro ruedas. El ascenso de las series menores - que por un asunto de edades al parecer se seguirá jugando entre marzo y diciembre - se determina por un promedio ponderado de los puntajes de las categorías Sub-19, Sub-17, Sub-15 y Sub-14. Y a falta de tres fechas para el final (una de estas fechas estaba aún jugándose al momento de escribir esta nota), nuestras series 19 y 15 lograron ampliamente el primer lugar de la tabla general. Además, la serie 17 también es líder -pero con una ventaja menor- y la serie de los 14 años está consiguiendo un meritorio tercer lugar, luego de haber rematado penúltima en el apertura y estar liderando el torneo de clausura.

    ¿Es esto una casualidad? Claro que no. Después de muchísimos años a los tumbos, San Luis por fin se dio cuenta que nuestro club, como club “chico” que es, DEBE – y digo DEBE así con mayúsculas – focalizar sus esfuerzos en su semillero. Quillota y sus alrededores siempre ha sido una zona próspera para generar talentos jóvenes; y precisamente fue la receta que el mítico Punto Silva usó para crear al San Luis más recordado en la historia hasta ahora. Y es que el San Luis del 80 estaba basado en jovencitos que el Punto iba a buscar a colegios y regimientos. Jovencitos a los cuales les prometía un sueldo, sueños y fama. Muy parecido a lo que se ve hoy.

    Hoy parece que al fin se dio con esa fórmula. Lógicamente no se ha llegado a la perfección. Se siguen probando nuevos entrenadores para nuestras series menores, pero la apuesta por la sangre joven es seria. Existe un equipo completo que considera una preparación integral que abarque no solo el aspecto futbolístico, sino que también el aspecto físico, psicológico y social, de tal manera de generar jugadores fuertes y no frágiles, jóvenes que realmente puedan tener una oportunidad en el fútbol profesional. Y todo esto obedece a una preocupación especial por esta rama tan importante en el club, donde se creó un directorio del fútbol joven – encabezado por Eduardo Rey – y se destinaron recursos y tiempo a generar condiciones profesionales de trabajo.

    Si miramos hacia atrás, muy pocos tuvieron la proyección para llegar alto. Sólo Felipe Salinas y Gerson Martínez pudieron llegar a primera. Hoy tenemos un grupo importante de jugadores con mucha proyección. Daniel Vicencio, Guillermo Pacheco, Eduardo Otárola, Álvaro Césped, Jean Meneses son nombres que se suman a las apuestas juveniles de Cris Martínez y Fernando De Paul, que muy jóvenes llegaron desde el extranjero a terminar sus cadetes en San Luis. Así, nuestro primer equipo se cimienta en estos 7 jugadores formados en casa. Y tenemos a un Álvaro Iriarte, a un Freddy Vargas, a un Francisco Muñoz, a un Diego Huerta, a  un Matías Román, a un Javier Guzmán, a un Joaquín Cortés, a un Gonzalo Rivas que están esperando también su oportunidad.

    San Luis parece al fin haber entendido que para tener una casa que no se caiga ni con el más fuerte de los terremotos, debe partir construyendo cimientos sólidos. Y en nuestra sangre joven están dichos cimientos. Y este ascenso se suma a los títulos del apertura de la Sub-15, Sub-17 y Sub-19 y al hito histórico de nuestros jóvenes Sub-15 disputando por primera vez en la historia una copa internacional en el palacio de los sueños.

    Tengo la fe absoluta que estos mismos jóvenes escribirán en mayo otra página en la historia de triunfos de San Luis.