Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    13.01.2014

    La tierra maldita

    sanluis
    (Por Luis Alberto Montenegro)

    Solo seis veces hemos sido capaces de llevarnos el botín. Sin duda alguna, Coquimbo es – como tierra de piratas – una tierra maldita para San Luis. Solo el 2009 y con un golazo en el último minuto -de Mario Pierani- fuimos capaces de salir victoriosos en los últimos 20 años. Derrotas y empates increíbles en los últimos minutos y una gravísima fractura de Carlos Escudero – que ojo, marcó en gran medida la recta final del clausura el 2009 – forman parte de lo que ya parece una maldición para San Luis.

    Y ayer no fue la excepción. Aunque esta vez creo que algo de culpa tuvimos nosotros mismos. Sabemos que la cancha del Francisco Sánchez Rumoroso es de pasto largo y “comepiernas”  y además de grandes proporciones, por lo que quizá no fue la mejor decisión viajar el mismo sábado a disputar el cotejo. Aunque, ¿hubiese cambiado la situación viajando el día anterior? Pregunta que quedará en el baúl de las preguntas sin respuesta.

    Sí podemos decir a nuestro favor de que el equipo despertó. O al menos una parte importante de él. Partiendo por Elías Borrego. El “Leli”, alentado por su familia en la grada se mostró inspirado y se despachó un golazo de otro planeta para abrir la cuenta. Además dominó las acciones del cotejo y vimos aquella entrega que se había perdido en los últimos tres cotejos, quizá agotado mentalmente por la nostalgia de ver y estar con los suyos. Otro que levantó su nivel fue el Chispa Otárola y Carlos López, aunque hubo otros que todavía no se encuentran en la cancha, como Césped y Martínez. Mención aparte para Gonzalo Abán, que sigue mostrando parte de su potencial y que debe seguir sumando minutos de a poco en la cancha. Este sábado fue un dolor de cabeza para sus marcadores, merced a su explosivo cambio de velocidad y potencia.

    Pero de poco sirvió el repunte del equipo en esta tierra maldita. Y es que para ganar en la cuarta región hace falta mucho más que jugar un buen partido.  Dado ese escenario, el punto es positivo. Aunque se nos vienen los rivales encima. El próximo fin de semana es y debe ser la oportunidad para que el campeón termine de despertar.