Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    23.04.2014

    Hasta siempre “Chueco” Ponce

    Miguel Ponce
    (Por Manuel Pando Romero)

    El ciclo de Miguel Ponce ha llegado a su fin tras más de un año al mando del primer equipo. Recuerdo el día que llegó. Sin lugar a dudas me ilusioné como todo hincha ya que las últimas contrataciones de directores técnicos habían dejado mucho que desear, en su mayoría hombres desconocidos y sin trayectoria en el fútbol Chileno, lo que hacía que la angustia se apoderara cada vez que se nombraba un nuevo estratega.

    Recuerdo que “El Chueco” llegó días después de su nominación a la ciudad, pues se encontraba perfeccionando en España, codeándose con importantes exponentes del balompié hispano, lo que me hacía pensar que este DT algo sabía de dirigir. Pero ahora recuerdo que en La Serena vivió algo similar: de la gloria al abismo.

    Empezó el torneo de Transición y se trajo muchos refuerzos que no lograron dar el ancho, nuestra esperanza recayó en los jóvenes y canteranos del plantel que venían de un 2012 regular, pero que permitió la consolidación de varios nombres en el primer equipo como: Cris Martinez, Jean Meneses o Alvaro Cesped por nombrar a alguno.

    Para resumir ese campeonato fue un verdadero FRACASO pues en seis meses se podía subir, pero se dejó escapar una gran oportunidad. Haciendo nuevamente memoria recuerdo las palabras de algunos dirigentes: “Iremos con todo en el campeonato de seis meses, para estar lo antes posible en primera”. Sólo 10 Puntos en 12 partidos (33.33%). Últimos en nuestra zona, un verdadero fiasco para un equipo cuyo único objetivo era ascender en un torneo corto. Bueno en ese momento espere como hincha la renuncia del DT, porque para mí salir último significa no cumplir el objetivo y lo más lógico es renunciar por dignidad. En esos momentos me di cuenta que el Chueco poca autocritica tenía y se escudaron en el nivel de refuerzos que se eligió, ya que los Dodou Toure, Capitanni, Albiñaña y Ledesma no dieron el ancho siendo Quillota una cuidad buena para pasar 6 meses de vacaciones.

    A partir de la ratificación del DT se comenzó un nuevo proceso destacando el periodo de Junio a Diciembre de 2013 como la época más gloriosa de Miguel Ponce. La llegada de Elias Borrego, Gonzalo Aban, Boris Aravena, Carlos Lopez y Alejandro Fiorina, hicieron que nuevamente la ilusión se renovara.

    Fue un duro comienzo en Copa Chile, una derrota y un empate con Wanderers nos hicieron dudar si era lo ideal seguir con la conducción del Chueco. Algo se quebró luego del empate 1-1 en el clásico con Calera, al partido siguiente ganamos después de mucho tiempo (30-03-2014), demostrando que estos chicos querían hacer historia y de ahí en adelante comenzó una racha tremenda. Una seguidilla de fechas invictas, teniendo partidos memorables como frente a Colo-Colo, goleadas y lujos. Ni el más pesimista nos quitaba la ilusión de campeonar en ese Apertura 2013-2014 y así fue que se logró el primer objetivo.

    Pero me quiero detener en algo importante, pues el San Luis de la última parte del 2013 se desequilibró. No sé si fue un quiebre con la dirigencia o el cuerpo técnico, o si fueron los nervios por abrochar la copa lo que provocó un equipo totalmente distinto al que veníamos viendo. Después de la derrota con Naval (inmerecida por lo demás) San Luis se desfiguró.

    Llegó la copa y el descanso para los jugadores. Con solo 2 semanas de vacaciones se tenía que poner la mayor de las ganas para lograr el tan deseado ascenso, pero partimos mal. La mente de los jugadores estaba en otro lado y partimos siendo humillados de local frente a San Felipe por un 4-1 rotundo. El equipo parecía más el del transición que el campeón del Apertura, pero ningún hincha se imagino la situación en que estaríamos hoy en día.

    Luego de ese partido se confirmó la llegada de Alfredo Rojas, Fabián Benitez y Rodrigo Toloza, todos excelentes refuerzos de nombre y de probada experiencia llegaban al canario. Pero la salida repentina y poco amigable de nuestra figura goleadora en esos momentos (Cris Martinez) hizo que las aguas nuevamente se caldearan dentro del plantel. Otro hecho que a mi parecer hizo desconcentrar a los jugadores, quienes a pesar de esta situación y ante la espera de que se contratara a un nuevo goleador, sacaron buenos resultados en los siguientes tres partidos, destacando la tremenda victoria sobre San Marco en el norte del país. Tras el triunfo las aguas se calmaron, pero nuevamente la tormenta se hizo venir.

    No llegó el 9 reemplazante del Paragua Martinez, contratando al joven Brayams Viveros. A mi parecer un error pues se podría haber esperado hasta junio para fichar a este muchacho, quien pasó de ser capitán de Municipal Limache a no ser citado en San Luis. De ahí en más vino la muerte anunciada de Miguel Ponce en el canario, con dimes y diretes entremedio, una conferencia de prensa que lo respaldó (y que ningún hincha se la creyó) por parte de la dirigencia y en la parte futbolística un bajón moral, físico y psicológico tremendo dentro de jugadores claves, pues los experimentos realizados nunca funcionaron notándose la molestia de alguno en posiciones o por sus suplencias repentinas de un partido a otro. Pero lo que más llamó la atención fue la poca Autocritica del DT, quien apeló al “Seguir Trabajando” como muletilla constante y escudo frente a las criticas.

    Sin lugar a dudas Miguel Ponce nos deja en el peor lugar que podríamos querer, a 4 puntos del líder (Siendo su porcentaje final un 47.62% en torneos oficiales) y con nuestros jugadores en un bajo nivel. Si se hubiese tomado cartas en el asunto con anticipación quizás podríamos estar festejando.

    Sólo te puedo decir GRACIAS POR EL APERTURA 2013-2014, un grato recuerdo, pero no servirá de nada si no ascendemos, más para nosotros que vivimos día a día con San Luis. No encuentro lógico que te quisieras hundir con el barco si tus marineros no estaban de tu lado, hay que tener criterio y saber que los objetivos del club están por sobre los nombres y personas. Cometiste el mismo error en Quillota y en La Serena, ojalá no lo cometas en un tercer club.

    Hasta Siempre Chueco Ponce…