Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    09.07.2014

    Extranjeros en San Luis: entre fracasos y aciertos

    sanluisarica
    (Por Luis Alberto Montenegro)

    Una realidad innegable del fútbol chileno es que se suele recurrir al mercado extranjero, particularmente al otro lado de la cordillera, a buscar jugadores para completar el plantel. Año a año la expectación en la hinchada por conocer al “refuerzo argentino” que moverá los hilos del equipo, pondrá seguridad en el arco o garantizará los goles es una constante, donde generalmente nos hemos llevado más decepciones que sorpresas. Y San Luis no escapa a esta realidad.

    Con el pasar de los años los canarios han desarrollado una larga historia en donde los fracasos con las apuestas extranjeras superan a los aciertos. Aciertos donde quizá el punto más alto se dio el año 1984, cuando los canarios trajeron al inolvidable Nelson Agresta, que llegó ese año siendo ni más ni menos que capitán de la selección uruguaya campeona de Copa América 1983. Un jugador legendario que salvó a los canarios del descenso y que se retiró en nuestro país 4 años más tarde, en el hoy desaparecido Iván Mayo de Villa Alemana.

    Pero remontándonos a épocas más recientes y aprovechando que estoy con licencia, revisé mis archivos y me enfoqué en los extranjeros que ha traído el cuadro amarillo desde 2007, año que asume la sociedad anónima. Y es que con Viotti, Camposano y Reyes son 40 nombres extranjeros que han llegado a los canarios. 31 argentinos, 6 paraguayos, 1 uruguayo, 1 brasileño y 1 jugador de ¡Mauritania! han vestido la amarilla en estos últimos 7 años, sin considerar otros tantos jugadores que han pululado en las cadetes sin llegar al plantel de honor. Han llegado a cubrir todos los puestos del campo exceptuando – curiosamente - el puesto de lateral izquierdo. Y digo curiosamente porque este es quizá el puesto donde hay más carencia de jugadores habilidosos en nuestro medio nacional.

    Y dentro de esos 40 nombres que llegaron a nuestra escuadra, he dividido el listado en 4 grandes categorías: Jugadores destacables, de esos que quedan en la retina; los que rindieron sin llegar a ser destacables; los que quedaron en deuda y los fiascos, aquellos que llegaron casi a hacer el ridículo a San Luis y que quedarán en la memoria no por sus grandes jugadas, sino que por su torpeza o su nulo aporte a la institución.

    Lo primero que salta a la vista es que la mayoría de los nombres que recuerdo con agrado están íntimamente vinculados a una persona: Diego Osella, entrenador que llegó a San Luis el 2009 de la mano de un conjunto de extranjeros por los cuales nadie daba un peso y que devolvieron a San Luis a la división de honor tras 23 años. Un DT con un ojo clínico que solamente erró con el nombre de Diego Menghi, un lateral derecho que solo recordamos porque se dedicó más a pegar que a jugar. Sin embargo, de la mano de Osella llegó Luciano Palos (para mi el mejor Arquero de las últimas dos décadas del canario) y Mario Pierani, dos jugadores cuyo recuerdo está aún fresco en la hinchada. A ellos súmele el talento de Leonardo Zarosa, la magia de Fernando Alves Machado y un joven y callado portero que ha hecho camino silenciosamente en Quillota hasta transformarse en el dueño de los tres palos de nuestro plantel: Fernando De Paul.

    Sin embargo, luego de la salida de Osella el 2010, son muchos más los fiascos que han llegado a San Luis que los aciertos. Desastres como Bruno Pezzella, Ignacio Capitani o Humberto Albiñana se suman a jugadores que llegaron precedidos de gloriosos videos y currículums y que se fueron sin pena ni gloria del club, como Ricardo Villar (que jugaba en ¡Italia!) o Cristian Taborda (que venía de hacer 28 goles en 29 partidos y que acá hizo apenas 6, 3 de ellos de penal). Concierto de desastres que tuvo su climax en el curioso Doudou Toure, jugador que solo destacó por su parecido con Mario Balotelli. Claro, solamente en la pinta, porque como decía un amigo el otro día, era más malo que asaltar a la mamá. Si paraba la pelota con la planta del pie (nunca vi a alguien controlar el balón así).

    Los últimos jugadores extranjeros que valieron la pena en San Luis llegaron en el torneo pasado y estuvieron a punto de entregarnos el ascenso. Elías Borrego, un 10 muy habilidoso y luchador que lamentablemente no rindió en la liguilla de Ascenso y el particular Alejandro Fiorina. El “Flaco”, a primera vista parecía un jugador torpe (se caía y levantaba con una parsimonia increíble) pero de la nada sacaba un as bajo la manga que dejaba a todos boquiabiertos. De la mano de sus goles logramos llegar a esa final maldita que perdimos por penales. Es de esperar que estos tres extranjeros que llegaron para este torneo no hagan aún más extenso el largo listado de fracasos que llegaron al club.

    Para terminar esta columna, les comparto mi opinión sobre los 40 extranjeros que han pasado por las filas de nuestro club en estos últimos 7 años (la lista es sin ofender y solo basándome en el rendimiento que tuvieron en San Luis).

    Destacables

    Luciano Palos (2009-2010), Leonardo Zarosa (2009-2010), Fernando Alves Machado (2009-2010), Mario Pierani (2009-2011), Hernán Peirone (2010), Cris Martínez (2012-2014), Elías Borrego (2013-2014)

    Rindieron

    Fernando De Paul (2009-), Fabián Moyano (2011-2012), Mario Lovera (2009), Federico Paulucci (2012) Fernando Ledesma (2012), Juan Pablo Miño (2009), Franco Ascencio (2010), Juan Huerta (2010), Emmanuel Bazán (2008-2009), Alejandro Frezzotti (2012), Rodolfo Fernández (2006-2007), Bibencio Servín (2012), Alejandro Fiorina (2013-2014)

    En deuda

    Christian Traverso (2007-2008), Peter Vera (2008), Cristian Taborda (2012), Leandro Ledesma (2013), Diego Auzqui (2013-2014), Fabián Benítez (2014)

    Fiascos

    Diego Menghi (2010), Hernán Silva (2010), Ariel Segalla (2008), Andrés Ariaudo (2011), Emmanuel Hermida (2008), Guido Abayián (2011), Ricardo Villar (2012), Ariel Aranda (2012), Diego Benítez (2008), Jorge Florentín (2008), Bruno Pezzella (2012), Humberto Albiñana (2013), Ignacio Capitani (2013), Doudou Toure (2013)