Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    10.11.2014

    Mala leche

    everton
    (Por Luis Alberto Montenegro)

    Muchas veces he oído el comentario que dicta que “dentro de la cancha, todo vale”. Sin embargo, hay ocasiones en que las artimañas que usan algunos técnicos para lograr ganar un partido rayan en lo éticamente aceptable. Y uno de estos ejemplos se vivió este fin de semana en el partido entre San Luis de Quillota y Everton.

    Durante la semana, había trascendido en más un medio la preocupación que rondaba en la tienda oro y cielo sobre Jean Meneses. Y es que el menudo volante proveniente de Estrella Lo Mardones les había pintado la cara en el partido jugado en el Elías Figueroa, hace algunos meses atrás, convirtiendo de paso un precioso tiro libre. La rapidez y habilidad con el balón de “Takechi” sería un problema de difícil solución para el técnico Medina. Y la manera que encontró el técnico para solucionar el problema fue absolutamente cuestionable.

    Minuto 37 y Jean Meneses se revolcaba de dolor en el campo, después de una patada descomunal de Saavedra. Segundos antes, Takechi había sorteado una patada sin balón de Silva y tan solo un par de minutos antes se salvó por centímetros de otro “hachazo” del mismo volante de quite. A esas alturas, el pequeño volante ya jugaba al límite de sus fuerzas, ya que recién comenzado el partido había recibido una violenta patada en el pecho que lo dejó corriendo con evidentes muestras de dolor por largos minutos. Cuatro infracciones totalmente malintencionadas y que sólo terminaron en una tarjeta amarilla.

    Curiosamente, Medina fue ayudante de Luis Marcoleta. Y pese a que siempre anda con un gorro que dice “Jesús”, el experimentado técnico en más una ocasión utilizó tácticas similares para lograr el triunfo de sus dirigidos. Sin ir más lejos recuerdo un partido entre San Luis y San Marcos el 2012, en donde fui testigo de como el DT ordenó sistemáticamente a sus volantes patear a Alfredo Rojas, el motor del mediocampo del San Luis de Nelson Soto. Con Rojas fuera de la cancha, la tarea fue fácil para los de la puerta norte del país, y terminaron imponiéndose por 3 a 1 en aquella ocasión.

    Por suerte para nosotros, San Luis es un equipo en donde lo colectivo resalta sobre lo individual, como siempre ha indicado Víctor Rivero. Y pese a temprana salida de Meneses, el equipo fue capaz de imponerse en lo táctico y colectivo a los Oro y Cielo, que por cierto terminaron jugando inmerecidamente con 8 en cancha. Porque si la mala leche de Medina y sus pupilos hubiese sido correctamente sancionada por el juez Muñoz, los de la ciudad jardín hubiesen terminado con 5 o 6 expulsados y de seguro no hubiesen podido terminar los 90 minutos de juego.