Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    27.05.2015

    Victor “Pititore” Cabrera: El ídolo rebelde

    pititore (1)
    (Por Luis Alberto Montenegro)

    El día de ayer tuvimos el programa especial del “Show de goles” del campeón de la B, San Luis de Quillota, lo que para mí representó el último programa en un día Martes en las pantallas de CDF, para – Dios mediante – reaparecer en cerca de un mes y medio más, esta vez los días lunes junto a los contertulios de Primera División.

    El extraño ambiente que se respira en Quillota debido a las fuertes disputas dirigenciales que se han sucedido en los últimos días hizo que la convocatoria al programa fuera realmente compleja. En la producción me pidieron la presencia de algún jugador o figura representativa de nuestra institución. Y en ese instante un nombre se me vino inmediatamente a la mente.

    Lo alcancé a ver solo en la parte final de su carrera, cuando volvió al club de sus amores en los años 90, cuando deambulábamos en el infierno de la tercera división. Ya no tenía la agilidad para hacer esas piruetas que lo hicieron conocido en todo Chile, pero esa penúltima temporada en que se acercó al canario para tratar de sacarlo de tercera no hizo otra cosa que demostrar el enorme afecto que le tiene a estos colores.

    Es figura recurrente en el estadio, donde para cada partido de nuestro querido club aparece, cual estrella de rock, con su bufanda, su abrigo, y sus lentes oscuros. Grita en los partidos y vibra cada jugada como queriendo entrar a la cancha a darle clases a los delanteros amarillos. “Pierani… ¿Quien es ese? ¿Comba? ni a los talones me llega. Y Chupete tampoco, por ser un malagradecido” – nos decía ayer con la autoridad que le otorgaron sus innumerables goles con la camiseta centauro en el pecho.

    Es capaz de interrumpir el discurso del presidente del club para pedir que hagamos un ESE A para conmemorar un nuevo aniversario canario. Ha entrenado a nuestros infantiles, con algunos de sus queridos compañeros – siente especial afecto por Mario Figueroa, Carlos Sandoval y el Patato Martínez – participó del fútbol calle y está al tanto de cada una de las cosas que pasa con el club. “Si miramos al San Luis de ahora, estamos en las nubes, hueón. Cuando yo jugaba a la pelota los infantiles terminado el partido se sacaban los calcetines y se los pasaban a la serie que le tocaba jugar después. A veces, jugábamos con una calceta azul y otra celeste” – nos contaba en el viaje de vuelta.

    Por su cabeza pasan mil historias y recuerdos increíbles. Recuerdos que cuenta con tanta gracia que sacan carcajadas y pueden lograr que el tedioso viaje de vuelta desde Santiago se pase en un suspiro. “Tengo una idea, el viaje se hizo muy corto. Vamos a darnos una vuelta a los Vilos y volvemos, para conversar otro ratito” Y es que con sus historias, podríamos haber llegado a Antofagasta sin sentir el rigor de los kilómetros recorridos.

    Algunos lo tildan de loco. Otros dicen que se farreó una carrera que lo podría haber llevado a Europa. Los más fanáticos dicen que superaba a incluso superaba a Carlitos Caszely. Muchos disfrutaron de sus maravillosos goles y sus asombrosas volteretas. Para mi es un crack, uno de esos ídolos que tanto nos cuesta tener.

    El es simplemente Victor Hugo Cabrera Sánchez. Nuestro “Pititore”. De profesión LEYENDA.