Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    20.05.2013

    El sentimiento nunca desciende

    san marcos de arica

    Esta sencilla columna se la quiero dedicar a mi viejo que esta en el cielo y a mis hijos Rodrigo y Cristóbal. El primero es quien me heredó esta pasión por la celeste y mis hijos son herederos del sincero y profundo sentimiento llamado amor por San Marcos de Arica.

    Con tremenda pena podemos decir que de nuevo ¡Somos de la B! En un partido que reflejó lo que ha sido la temporada de San Marcos, con a ratos algunos chispazos de fútbol que solo sirvió para ilusionar a los fieles hinchas que seguimos al Bravo, pero al final, un tres a uno en favor de Antofagasta, resultado justo y demoledor que te hace pensar que nunca existió la posibilidad futbolística para mantener la categoría en un torneo extraño, ridículo y centralista que solo sirvió una temporada, lo justo y necesario para que Arica no siguiera en la Primera A.

    Sin requisitos ni condiciones somos ariqueños y como tal estamos acostumbrados a que nadie nos regale nada. Y mal acostumbrados también a que muchas veces nos quiten lo que nos pertenece. Sin embargo, hay un sentido de pertinencia que nadie nos quitará, y es el sincero amor por el Santo; porque amar al club es amar a mi ciudad, a mi familia, a mis amigos… es valorar mis orígenes y mi propia identidad y eso nadie -y nunca- me lo podrán arrebatar.

    Habrá tiempo para analizar por qué pasó lo que pasó. Los problemas son oportunidades para mejorar y en ese sentido dirigentes, cuerpo técnico, jugadores, autoridades; cada uno deberá sacar sus conclusiones en el ámbito que le corresponda. Sin embargo,  me atrevo -antes de cualquier análisis- a alejar de cualquier responsabilidad a la fiel hinchada del Santo, esa que nunca abandonó al equipo, la que tiene la cuarta mejor asistencia al estadio detrás de las modas, la que le puso aguante todo el campeonato, la que sufrió los malos tratos de la policía y abusos del Plan Estadio Seguro. Esa hinchada es la única que estuvo a la altura de las circunstancias y desde un comienzo supo lo que significaba estar jugando en primera.

    El torneo aún no termina, nos queda la última fecha que no deja de ser importante, por cuanto el equipo cruzado pretende venir a golear y dar la vuelta en el Dittborn. Pretensiones legitimas, pero que se cruzan con la idea de la hinchada ariqueña de llenar el mundialista y despedir en grande a nuestro club, recordándoles que nadie viene a nuestra casa a darnos de empujones. La UC no dará la vuelta en nuestra cancha, de eso estoy seguro.

    Arica merece estar en primera, por su gente y por su hinchada. La corta experiencia de estos cinco meses debe servir para no cometer los mismos errores, tenemos una experiencia cercana de ascenso que nos debe servir para lograr dicho objetivo.

    Recojo el llamado de Luchoto, presidente de los Bravos, e invito a Los de Siempre, a mis amigos y compañeros de la tribuna sur, a mis hijos y a mi viejo que esta en el cielo, todos ya estamos esperando que comience el próximo torneo, juntos comenzamos el nuevo desafió de volver a la primera A, porque seguiremos con todo alentando al equipo y no importa en que cancha ni división juegue, porque de algo estamos seguros: El Sentimiento Nunca Desciende.