Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    30.10.2013

    ¡La casa se respeta!

    arica
    (Por Luis Alberto Bustos)

    ¡¡La casa se respeta!! Así de simple y que quede bien claro. El Bravo demostró el día domingo que nadie puede venir a faltarle el respeto en el Alfredo Rossi Montana. La cancha “bendita” una vez más fue testigo de esos partidos que sacan chispas y que por lo general terminan a favor de la celeste.

    San Luis, el puntero invicto, el equipo menos goleado y más goleador de la B, vino en busca de la victoria para alejarse aún más de San Marcos y así ir a paso firme en busca del Apertura. Claro, los canarios no contaban con que jugar en la cancha 3 no es cualquier cosa.

    Primero el horario. Jugar en Arica a las 12:00hrs es cosa de locos. El calor es insoportable y pasa la cuenta si no estas acostumbrado. Segundo, el campo de juego. La cancha del Alfredo Rossi ni si quiera merece llamarse cancha. Es un potrero cualquiera, pero es lamentablemente lo único que se nos ofrece para hacer fútbol profesional mientras el Dittborn está en remodelación. Literalmente no se puede jugar a ras de piso. El miedo por parte de los jugadores a sufrir una lesión está siempre presente. Y tercero las galerías. El mini estadio es un escenario perfecto para meter presión y hacer valer la localía. La cercanía de las galerías con el campo de juego hace que el público, si así lo quiere, pueda hacerse sentir y convertirse en un obstáculo más para el visitante.

    Estos tres aspectos fueron factores que quizás no conocían los inexpertos jugadores quillotanos y que les pasó la cuenta. Sumémosle lo principal: el plantel ariqueño entró con una actitud aguerrida y ganadora desde el primer minuto. El equipo local sabía que era prácticamente una obligación ganar para no complicar su lucha por el Apertura.

    El primer tiempo terminaría 0-1 para San Luis con anotación de Matías Borrego. En la segunda fracción y tras intentar en reiteradas ocasiones llegó la paridad para San Marcos por intermedio del uruguayo Francisco Silva. El local se fue encima del pórtico sanluisino para ponerse en ventaja, pero a través del contragolpe fueron los quillotanos quienes marcaron el 1-2. Afortunadamente un par de minutos después Renato González puso el 2-2 a falta de 10 minutos para que terminase el encuentro. En los minutos finales San Marcos jugó con un hombre menos luego de la expulsión de Miguel Coronado. Cuando el partido ya se acababa y se jugaban los 93’ minutos, el árbitro cobra falta penal a favor de San Marcos. El encargado de ejecutar la pena máxima fue Claudio Latorre quien desde los 12 pasos no falla y anota el definitivo 3-2 para la celeste a los 95’minutos de juego.

    La visita no lo podía creer. En 15 minutos pasó de tener una ventaja de 11 puntos sobre Arica, a estar a sólo 5 puntos sobre el Bravo. Además perdieron el invicto. La derrota caló hondo en la escuadra canaria.

    Fue un partido de guapos. Cuando Cris Martínez anotó el 1-2 parcial comenzó a lanzar besos a la hinchada local. Luego el banco suplente de San Luis comenzó a provocar a la hinchada ariqueña. Hubo escupitajos, intercambio de insultos, se tiraron tierra, e incluso un miembro del cuerpo técnico sanluisino lanzó agua a la hinchada. En cancha los jugadores igual tuvieron sus encontrones. A los 35’minutos cuando Renato anotó el 2-2 los jugadores de San Luis reclamaron una supuesta mano de Joel Estay en la jugada previa. Luego para el del cobro del penal a favor de Arica en los descuentos, el delantero canario Cris Martínez se aceró a Claudio Latorre para hostigarlo antes de lanzar el penal. Al término del partido la desesperación y amargura de los quillotanos hizo que se arremetieran contra el árbitro, y sus pocos hinchas contra los jugadores de San Marcos. Obviamente vino una reacción por parte de los hinchas locales que no se hizo esperar.

    San Luis vino a manejar el partido. Guapeó en el Alfredo Rossi, pero no le resultó. La hinchada y el equipo ariqueño se hizo respetar. Nadie puede dudar del buen momento futbolístico que pasa el cuadro canario, pero acá no señores, acá en Arica manda el Bravo y no se le falta el respeto.