Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    27.11.2013

    Desconcentrados

    marcoleta
    (Por Luis Alberto Bustos)

    En los últimos tres partidos al Bravo le han convertido goles antes de los 10 minutos de juego. Y si nos ponemos más estadísticos, son nueve los partidos consecutivos en que la escuadra de Don Luis Marcoleta ha comenzado perdiendo. Estas cifras demuestran y reflejan un aspecto negativo que se debe seguir trabajando para que se supere: la desconcentración.

    Es cierto que dentro de los nueve partidos consecutivos que se han comenzando perdiendo San Marcos ha sabido revertir el resultado apostando más a la garra y al corazón que ponen los jugadores, pero a veces la garra no sirve siempre, a menos que se juegue todo el partido con esa misma intensidad que se ha visto al equipo en los últimos minutos.

    Ante Barnechea el equipo jugó el partido más malo de la temporada en condición de local; y ojo que los capitalinos tampoco mostraron un gran juego ni nos dieron un baile. En general el partido fue malo, y lo ganó Barnechea porque supo aprovechar dos oportunidades que tuvieron. San Marcos consiguió el descuento en los minutos finales, y al igual que muchos, pienso que si nos daban unos cinco minutos más era muy probable que se consiguiera la igualdad si se mantenía esa actitud que mostró el equipo luego del descuento.

    Hace una semana Nicolás Medina fue muy autocrítico sobre este tema. Dijo que la desconcentración fue algo que estaba afectado al equipo y que se debía trabajar. El mismo Luis Marcoleta reconoció que ante Barnechea la desconcentración del equipo ariqueño supo ser aprovechada por los capitalinos para llevarse la victoria.

    Creo que es por culpa de la desconcentración que hoy no estamos en la cima de la tabla de posiciones. Yo no me trago eso de que este equipo es malo sin sangre. Verlo desde afuera es muy fácil. Tirar criticas no constructivas lo hace cualquiera. Para mi esta es una mala racha que se debe revertir trabajando, pero hay que tomar en cuenta que al fin y al cabo los resultados son los que mandan. Lo bonito es que este domingo hay una oportunidad para revertir esto y comenzar ojalá a demostrar que la desconcentración es un problema del pasado.