Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    16.09.2014

    Goles viciados + goles perdidos= una derrota amarga

    san marcos cato
    (Por Juan Rodrigo Arcaya Puente)

    Aún muerdo la amargura de lo sucedido el día sábado en San Carlos de Apoquindo, donde a costa del perdonazo que el Bravo hizo con los cruzados en el primer tiempo, estos aprovecharon dos gruesos errores del árbitro en la segunda mitad para, según ellos, “recuperar” el nivel futbolístico y ganar después de siete partidos a costa del Santo querido.

    Parecía de antología ver los programas deportivos del día domingo cuando revisaban las imágenes del encuentro entre San Marcos de Arica versus Universidad Católica. Primera vez que los comentaristas centralistas por esencia coincidían con la apreciación de los ariqueños, respecto a cómo se habían gestado las dos jugadas que significaron los dos goles viciados de “Ribery” Muñoz, ante la complicidad del árbitro Rafael Troncoso y su asistente. Demás está decir que por la misma rabia ni me preocupe del bigotito de Solabarrieta.

    El Bravo está en deuda, más que con la hinchada, consigo mismo. Sabemos que la filosofía futbolística de Fernando Díaz es armar los equipos de atrás pa’ adelante, que conformó unos de los mejores bloques defensivos del torneo, razón por la que nos ubica como uno de los equipos con menos goles en contra, pero esas misma estadísticas nos ubican como uno de los equipos con menos goles a favor. Dato que no se condice con el porcentaje de tenencia del balón y las llegadas que el Bravo tiene durante sus encuentros. ¿Cuál es la causa entonces? La falta de finiquito evidentemente. A Rentería ya lo habíamos visto frente a Colocolo perderse un gol frente al arco rival, y todos pensamos que ya se pondrá a tono y hay que esperarlo, lo mismo con Leo Ramos que venía con la chapa de goleador de la B en Argentina. Pero no sé hasta cuándo hay que esperarlos. Ya cumplimos la Octava fecha y seguimos con los problemas de finiquito para quienes venían a romperla en el área. Reconozco la entrega en la cancha de ambos jugadores, pero no podemos engañarnos ya que solo con entrega no nos alcanza.

    En la prensa local el presidente del club “invita” al DT a mirar la banca y ver que también hay jugadores que podrían hacer la pega de meterla adentro, antes de pensar en traer el “9 de área” que le falta al Bravo y antes de que sea demasiado tarde, porque esta falta de gol al final se traduce en falta de puntos que nos dejaría en una posición demasiado incomoda en la maldita tabla ponderada.

    Lo que se viene para Arica es recibir en el mundialista al irreconocible Cobreloa. Cuadro que también viene con sed y hambre de recuperación y observan a la celeste como la instancia precisa para comenzar a hacerlo. Lo que no saben es que el Bravo no se deja pasar a llevar en casa, que la que nunca abandona estará en las gradas empujando al Santo para que mantenga en invicto y de paso sigamos manteniendo la categoría de ser imbatibles en casa.

    ¡Que así sea Bravo querido!