Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    29.10.2014

    Arica no está pa´dulces ni travesuras

    wander

    Dificil explicar lo que le está pasando al Bravo de mi vida, que se la pasa  regalando un tiempo, para que después no  le alcance ni siquiera para un empate. Y es que se nos esta haciendo costumbre ver a San Marcos regalar 45 minutos y apurar en el complemento, situación que -ya sabemos- no permite  conseguir el objetivo de traer los tres puntos a la puerta norte del país.  Historia repetida dirán algunos, ya que nos pasó con la U. de Chile, con la UC y ahora con Wanderers. Bastará recordar que a la fecha sólo hemos podido rescatar un punto jugando de visita.

    El partido del sábado fue un uno de aquellos que me  deja la sensación de que si al Bravo le hubieran dado 15 minutos más de tiempo suplementario, el Santo no hacía el gol del empate. Solo alcanzó para que Kevin se mandara en una jugada de baby futbol, un pedazo de gol, colocando la pelota en un rincón del arco, “donde las arañas hacen el amor”, como diría un antiguo relator de radio.

    Sin embargo, a pesar de tener un jugador más durante casi  todo el segundo tiempo, por la expulsión de Tamburrini por fuerte  plancha a Miguel Coronado, San Marcos no pudo dar vuelta el marcador perdiendo dos a uno como visitante en el “Elías Figueroa” de Valpo. Como si la derrota no fuera suficiente castigo, el juez Roberto Tobar decide expulsar con roja directa a Fernando Meza, por supuesta agresión a  un defensor de Wanderers en el minuto 96. Mala cosa si pensamos que Meza se ha convertido en un pilar fundamental en la defensa ariqueña.

    La falta de finiquito y presencia ofensiva, a esta altura no sólo no preocupa, sino que urge. La maldita tabla ponderada sigue persiguiendo al Bravo que no posee “cuenta de ahorro” en puntos. De no comenzar a sumar de a tres seguirá amenazado de perder la categoría al final del campeonato.

    Los Bravos  retomaron las prácticas desde el mismo día lunes con miras al próximo rival, la Universidad de Concepción. El ”campanil” viene de ganar por 3-2 a Cobresal y  llegará al mundialista con la intención de seguir asustando, onda Halloween,   al equipo ariqueño. Sin embargo, el Santo no está para dulces ni travesuras, sino para seguir demostrando que en casa nadie nos viene a dar de empujones y menos venir  a espantar.

    Para eso está la fiel hinchada que nunca abandona, la misma que le pide al Nano Diaz que atine con los cambios, que les brinde oportunidad a jugadores que se la han ganado con  coraje y entrega en la cancha. Porque de seguir así, no queremos que una noche de terror se prolongue hasta el final de la temporada.

    ¡Aguante Arica querido!