Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    09.01.2015

    El Bravo lo hizo otra vez

    suazo
    (Por Juan Rodrigo Arcaya Puente)

    Era la tarde ideal para la hinchada colocolina. Los albos llegaban a su estadio para reencontrase con el fútbol este 2015 y para darle la bienvenida a Chupete Suazo en los pastos de Macul. Pero el Bravo no estaba para ser comparsa de nadie.

    El resultado estaba fuera de los pronósticos capitalinos, más aún si se consideran las semanas de incertidumbre sobre quién comandaría la misión de mantener al Santo en la categoría. Una incertidumbre que angustió a la hinchada celeste al escuchar y leer que el nuevo DT venía del desconocido fútbol del ascenso boliviano. Finalmente la decisión de la dirigencia apunto al lado correcto, y no lo digo sabiendo el resultado de este primer encuentro, sino que era necesario un técnico con experiencia y conocedor del medio chileno, aspectos fundamentales para dirigir las 17 finales que el Bravo debe jugar para mantenernos en el fútbol de la Primera A.

    Cuenta el mito futbolístico que técnico que debuta, gana. Y esta vez no fue la excepción. Los dirigidos de Fernando Vergara, que tuvieron pocos, pero intensos días de preparación al parecer fueron suficientes para que el nuevo DT transmitiera al mismo plantel 2014-aún no llegan ni debutan los refuerzos esperados- lo que quería se diera en la cancha del Monumental. Y al parecer se hizo como en la pizarra se dibujó. Un arquero atento e inspirado-el mejor jugador de la fecha-una defensa que obligó todo el partido a recibir de espalda a los delanteros albos, un medio campo muy conectado y con la difícil pega de trasladar la pelota desde el campo propio y habilitar a Kevin y Grondona, evitando ocupar el tentador pelotazo para alejar el balón del área propia, sino más bien generando jugadas con peligro en el arco del paraguayo Villar.

    Si me la hubieran contado, tal cual, no la hubiera creído. Diría que se trataba de fútbol ficción, o un entretenido partido de PS4. Pero fue la pura realidad, el Santo al final se quedó con tres puntos, al inicio del torneo, y le amargó el re debut a Chupete, y de paso arruinándoles la pauta a los programas deportivos del domingo de todos los canales, que tenían preparados minutos y minutos de la vida de Humberto Suazo y el “goleador” retorno frente a un “disminuido” San Marcos de Arica. Pero el Bravo tenía preparado otra cosa, y al recuerdo de los grandes triunfos en los 80s, cuando el CDAQ de la mano del mago Jorge Cabrera propinó sendas derrotas al “eterno campeón” y al puro estilo del mago que arruina todos los trucos en la tele, podemos decir “… el Bravo lo hizo otra vez”.

    Lo dijo el nuevo DT de SM de Arica, que el triunfo dio para celebrar sólo un par de días, porque de nada sirve ganarle al Colo, si no somos capaces de seguir sumando de a tres, y derrotar al cuadro rojo de Ñublense en el Dittborn este sábado. Como siempre “la que nunca abandona” estará presente para seguir alentando al Santo en esta segunda final que nos permita alejarnos de la maldita ponderada y de paso seguir disfrutando con un sabor distinto los días lunes del tecito con yerba luisa y del batido con aceitunas.
    AGUANTE ARICA.