Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    06.02.2015

    Tres de visita y uno de local: el Bravo se aleja del descenso

    san marcos
    (Por Juan Rodrigo Arcaya Puente)

    La verdad es que mientras aún mordía la rabia por haber perdido la opción de sumar de a tres frente a Barnechea en el Dittborn, en un partido clave por tratarse de un rival directo en la disputa de salir de la zona de riesgo para el descenso en esa maldita tabla ponderada, el Bravo me tenía guardada una alegría, tras ganar de visita frente a otro también complicado equipo de Antofagasta.

    El partido jugado en la cancha sintética de Mejillones enfrentó a un agrandado equipo de Antofagasta, que venía de ganarle nada menos que al último campeón como es U. de Chile, y a un dudoso equipo ariqueño que venía de empatar sin goles y de local frente a Barnechea, que siempre ha complicado al Santo cuando pisa el desteñido césped del Carlos Dittborn. Sin embargo, el Bravo no estaba pa’ comparsa y menos para prolongar la alegría de nadie, y en un partidazo, los dirigidos de Fernando Vergara supieron plantearse en el campo de juego, traerse el triunfo y tres importantes puntos de visita. Los goles, esta vez, vinieron de la mano de -mejor dicho de los pies- de Pablo “Sultan” Gonzalez, alias el mota, que luego de un rebote, puso una comba al primer palo del arquero que sorprendió a todos y a cobrar. El segundo golazo lo hizo Sebastián “pichanga” Rivera que consigue su primer gol del campeonato con un chute desde fuera del área, dejando sin opciones al portero Pablo Aurrecochea.

    Tres de visita y uno de local, parece ser el ritmo que San Marcos de Arica ha logrado cumplida ya la quinta fecha del campeonato de Clausura 2015. Disputadas estas cinco finales (de 17 a jugar), San marcos ya lleva sumado 11 puntos que le permiten colgarse del tercer lugar de la tabla general y cada vez más alejado de los últimos tres de la ponderada que decide quienes al final de mayo pierden la categoría del fútbol grande. Si de algo estoy seguro, es que el Bravo querido no será uno de ellos.

    Este sábado nuevamente el Bravo recibe a un rival complicado en la ponderada, pero que también tuvo un buen arranque en la clausura. La duda es que ya jugadas cinco fechas, la tendencia de San Marcos es que juega mejor de visita, por eso ya surgen alguna voces -medio en serio y medio en broma- que deberíamos disfrazar el estadio para que el equipo crea que sigue jugando de visita. Otros de frentón postulan que conseguir los tres puntos es primordial y se podría regalar la localía, sabiendo además que la fiel hinchada, la que nunca abandona, igual lo sigue a todas partes.

    Creo que ni lo uno ni lo otro. Estoy confiado que Fernando Vergara sabrá encontrar el ajuste necesario para que el mismo juego que lo bravos consiguen de visita, lo consigan de local. Este sábado será la demostración contra Cobresal y ahí estaremos como siempre poniendo aguante por el Santo de mi vida.