Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    26.06.2013

    Turismo, divina comedia

    vacaciones

    El turismo y los servicios que se prestan son una elaborada obra de teatro. Los actores son aquellos que trabajan en los más variados servicios turísticos alrededor del mundo y esta obra de teatro es una puesta en escena bien organizada. Si los actores no se ciñen a su rol y no ejecutan su papel de forma coordinada con los otros actores, la obra sale desordenada…sin equilibrio…sin pasión. Y el público que observa esta puesta en escena se da cuenta cuando una obra no es bien realizada. En turismo hablamos de una puesta en escena ya que el guión de cómo brindar una experiencia única y de calidad al turista se gesta mucho antes que estos viajeros toquen la puerta de nuestros negocios. Y tal como una obra exitosa en un teatro, esta debe repetirse una y otra vez con el mismo nivel de calidad, pasión y profesionalismo que nuestro público ha aclamado.

    Tal como una buena obra de teatro, comenzamos pensando en el escenario, en su decoración, en qué queremos que sienta el turista cuando llega a nuestro negocio. En el caso de un alojamiento turístico, es la decoración de la habitación y las instalaciones de nuestro negocio. Una cama cómoda, una decoración étnica o quizás una iluminación especial. En el caso de un restaurante, el diseño de esta puesta en escena o experiencia va incluso más allá, ya que incluye otros sentidos como el olfato, y el oído…un lugar que huele bien atrae y hace que la experiencia se sienta a un nivel cognitivo aún más profundo.

    Luego continuamos con la distribución de papeles que tiene esta obra de teatro, quien recibe al turista, quien lo atiende, cómo se le saluda y cómo se le ofrecen nuestros productos. Este es el momento de “contacto” con el turista que mejor coreografiado debe estar, ya que nuestros clientes estarán inmersos de lleno en esta experiencia de la cual ellos también se transforman en protagonistas.

    El guión de esta obra de teatro, se escribe con mucha creatividad y experiencia. Necesitamos conocer a nuestro público y saber con qué se va a reír y con qué va a llorar. Debemos saber en qué partes de nuestra comedia hay que poner énfasis en el cuidado y la excelencia del servicio, y en qué partes de nuestra obra dependemos de elementos externos.

    Y tal como en el teatro, el elemento más importante de toda la obra son los actores. Aquellos que aprenden sus líneas y le inyectan pasión, alegría, experiencia y amistad. Son los que nos hacen vivir historias y experiencias valiosas e inolvidables. Es por esto que el turismo es una de las “industrias” más enfocadas a las personas ya que son estas las que consumen y ofrecen productos y servicios, y las experiencias más profundas son brindadas precisamente por personas.

    El mantener a los actores de  esta obra felices, y orgullosos de lo que entregan para que la puesta en escena salga impecable, es primordial. Ya que insistimos, son personas brindando experiencias a otras personas, y esta interacción debe basarse en un reconocimiento de capacidades y de talento. Los buenos actores y las buenas obras perduran…el buen turismo también.