Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    28.10.2013

    Que no se nos escapen

    vitamina sanchez
    (Por Rodrigo Tapia Peña)

    ¿Qué hubiesen dicho cuando recién ascendimos que en Octubre estaríamos a tres puntos de la zona de Liguilla?

    Después del regreso de ese pequeño paréntesis en Primera B creo que ninguno de nosotros, a pesar de nuestros anhelos, hubiese sido capaz de decir seriamente que la obligación era pelear puestos de avanzada, los últimos años zafando apenas del descenso nos hacían poner los pies en la tierra y sólo desear acumular la mayor cantidad de puntos para no volver a vivir lo del 2012.

    Hasta la fecha 12 el equipo superaba las expectativas, estábamos encaramados allá arriba, a pesar de varios puntos perdidos, por el buen juego del equipo todos pensamos que era posible clasificar a aquella Liguilla que ni nos imaginábamos entrar en Julio cuando comenzamos el nuevo periplo en esta división, en nuestra casa.

    Después del partido contra Wanderers parece que muchos se desilusionaron, ya no creen que este equipo está para algo más que acumular puntos, ven la Liguilla muy lejana, pero no es mi caso, yo veo que nos separan de ella solo tres puntos y a esta altura ya olvidé que el primer objetivo es tratar de no vivir más la pesadilla del descenso. Reconozco los yerros pero confío en que “Vitamina” Sánchez también lo haga y los repare antes que sea demasiado tarde, en esta última parte del campeonato cada partido será más complicado que el anterior, todos los equipos se juegan algo y nosotros no somos la excepción, nos jugamos entrar en una Liguilla que nos de un cupo en la Copa Libertadores inmediatamente después de un asenso.Una historia conocida, hace 10 años clasificamos a ese certamen también inmediatamente después del asenso.

    Aquel medio día de Mayo en Curicó, después de haber sellado el regreso a Primera, aposté que terminaríamos el 2013 entre los ocho mejores del torneo, hoy después de dos derrota consecutivas tengo la certeza que esa apuesta no la pierdo.