Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    11.11.2013

    El problema de la localía

    wanderers
    (Por Juan Enriquez González)

    Debido al paro de los funcionarios municipales el encuentro entre Santiago Wanderers y Rangers debió trasladarse de Quillota a Santiago, específicamente, al Estadio Monumental; sumando así un nuevo recinto en el cual el Decano hizo como local en este año 2013.

    Mucho se ha hablado este año del problema de no contar con el Estadio Playa Ancha. De hecho, se usó en el primer semestre como excusa del cuerpo técnico para justificar derrotas por el pasto sintético de Quillota, luego se criticó el estadio de Calera para terminar volviendo a Quillota, olvidando rápidamente las críticas al pasto sintético de la mano de un par de buenos resultados.

    La localía en Santiago Wanderers es un problema, pero no uno que apareció este 2013 sino que hace tiempo, porque ya sencillamente no podemos decir que el Decano es 100% local en un estadio.

    Podemos dividir la localía en dos aspectos, uno emotivo y otro futbolístico. En primer lugar tenemos a los hinchas, un club no se hace sin sus hinchas y más allá de lo que digan intelectuales del fútbol el público también juega, motiva al jugador haciendo que este se entregue de mejor forma en la cancha. Por lo mismo, jugar sin hinchas es como bailar sin música.

    En segundo lugar tenemos el conocimiento de la cancha y todas las condiciones que rodean al estadio, como por ejemplo los factores climáticos. En este punto Santiago Wanderers hace años que está al debe y no es algo exclusivo de este 2013 como lo señala el técnico y los dirigentes.

    Durante las fiestas patrias se entonó muchas veces la cueca del Santiago Wanderers, en la cual para anunciar la segunda patita se decía “segundo tiempo, ahora vamos a jugar a favor del viento”. ¿Cuántos jugadores del actual plantel o de los últimos 10 años entenderían esta frase? Lo más probables es que muy pocos, hace tiempo que el Decano no sabe aprovechar las condiciones climáticas del recinto porteño. Haciendo memoria, en los últimos partidos jugados con viento playanchino los jugadores caturros se vieron incómodos, como si ellos fuesen los visitantes, incluso quejándose post partido por las condiciones climáticas. Algo doloroso, por decir lo menos.

    La verdad es que en este año 2013 a Santiago Wanderers solo le ha pesado no contar con el apoyo masivo de su hinchada por la distancia entre Quillota o Calera y Valparaíso, pero en temas estrictamente futbolísticos Santiago Wanderers no ha perdido nada. Hace años que el Decano no sabe lo que es sacar provecho de su cancha. Un equipo que no entrena en su estadio durante la semana, que no maneja las condiciones climáticas ni conoce de memoria el terreno de juego; realmente no juega como local, simplemente es un equipo que sale a la cancha respaldado por una gran hinchada. A ratos podríamos decir que esto es Santiago Wanderers de Mantagua.

    Pronto el Decano volverá a hacer de local en Valparaíso, en un estadio realmente espectacular. Sin embargo, urge solucionar el problema de la localía. Tal vez no se pueda volver a la hermosa época en la cual el viento era un jugador más, el fútbol moderno tampoco lo permite así. Pero es necesario que vuelvan los entrenamientos en Playa Ancha, en Valparaíso. Es necesario que los jugadores tengan un conocimiento del terreno de juego anterior a los partidos, que se acostumbren a ese pasto y que llegado el día del encuentro hagan notar con propiedad que son los dueños de casa.