Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    17.12.2013

    Villarroel: El daño ya está hecho

    villarroel
    (Por Juan Enriquez González)

    Finalmente Moisés Villarroel continuará en Santiago Wanderers por seis meses más, cumpliendo su sueño de jugar en el nuevo estadio Playa Ancha y poder retirarse del fútbol con la camiseta verde. Pese a que se cumplió el deseo del pueblo wanderino, no debemos olvidar lo sucedido con el ídolo en los días de diciembre del 2013.

    Moisés Villarroel se queda gracias a la presión del hincha, de los jugadores del plantel, los medios wanderinos, las redes sociales, incluso David Pizarro se hizo parte del apoyo al capitán y repudio a los dirigentes y cuerpo técnico.

    Por un lado, debemos sentirnos orgullosos como wanderinos por haber logrado este cambio, pero por otro es una pena ver cómo la gente que está a cargo de la institución no tiene idea que es Santiago Wanderers.

    ¿Acaso pensaban que la gente no iba a reaccionar frente a esta canallada? ¿Acaso Ivo Basay pensaba que Moisés era un jugador más del plantel? ¿Acaso en la S.A. pensaban que no sumarían un nuevo cuestionamiento?

    Son respuestas demasiado obvias para todo hincha del fútbol que conoce aunque sea por encima la historia de los últimos 20 años de Santiago Wanderers. Por lo tanto tenemos dos escenarios: el primero es que esta gente no sabe en qué club está y por otro que les da absolutamente lo mismo pasar a llevar la historia, los valores y los colores del club. Sea cual sea el escenario correcto, la situación es nefasta.

    Luego del caos producido y la rápida solución tratando de calmar el ambiente salieron excusas dignas de niño de primero básico, imposible de creer para un hincha que conoce el modus operandi de Basay y la S.A.: “Fue una recomendación mal entendida”, ¡por favor! no insulten la inteligencia de la gente.

    Humillaron al capitán, le faltaron el respeto al club una vez más y no les importó. Para qué mencionar la rabia que se le hizo pasar a los hinchas, eso nunca les ha importado.
    Se ganó esta batalla pero debemos tener memoria, el daño se hizo, fue grande y real; no olvidemos quienes fueron los responsables porque ellos son el enemigo, los que están en Santiago Wanderers pero no lo respetan ni en lo más mínimo.

    Para que situaciones como esta no sigan ocurriendo el hincha debe hacerse partícipe de la historia de su club, no quedarse indiferente frente a las decisiones que se toman, si algo demostró el triste episodio con Moisés Villarroel es que cuando el hincha se une y organiza, tiene poder.