Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    03.04.2014

    El eterno candidato amenaza el despegue wanderino

    wanderers
    (Por Raúl Perez Salas)

    Sin duda el partido que este sábado a las 15:30 horas enfrentará a Rangers y Santiago Wanderers en Talca no será un partido cualquiera. No sólo por la delicada situación de los locales, que están al filo del abismo para descender, ni tampoco por las expectativas en cuanto al alza futbolística demostrada por los caturros en su última presentación, en la cual golearon a Unión Española; si no por otras situaciones que van más allá del terreno de juego.
    A principio de mes, una vez consumado el despido del ex técnico Ivo Basay, y tal como ocurre después de la salida de cualquier entrenador en Wanderers, el principal candidato de los hinchas para reemplazarlo era Jorge Garcés, quién fue campeón en 2001 y en 2010 tuvo otra notable campaña junto a los caturros. El popular “Peineta” nunca pudo terminar sus procesos, ya que en ambas oportunidades las dirigencias optaron por despedirlo pese a lo exitoso que venía siendo.
    Pero una vez más la dirigencia wanderina no vio como real opción al hombre de los cuidados trajes, y optó por instaurar un nuevo interinato de Héctor Robles a la espera de un nombre definitivo que asuma la banca verde para el próximo torneo.
    Tres semanas más tarde y 300 kilómetros al sur de Valparaíso, Jorge Garcés volvía a las primeras planas deportivas, al anunciarse su contratación como nuevo técnico del aproblemado Rangers de Talca, que a cinco fechas del final del torneo, marchaba último en la tabla del descenso.
    La noticia no sólo tuvo repercusión en Talca, sino también en Valparaíso, donde muchos veían con envidia la llegada del hombre del bigote a Rangers, considerando el mediocre comienzo del ciclo de Robles, que apenas sumaba un magro empate ante Ñublense en Valparaíso, tras tres fechas.
    Y si bien el debut de Garcés no fue avasallador, logró ir hasta La Cisterna y sacarle un trabado empate sin goles a Palestino, de gran campaña en este torneo, permitiéndole a los Piducanos cortar una racha de cuatro partidos de derrotas.
    Por su parte, los dirigidos de Héctor Robles también zafaron de una racha de cuatro partidos sin obtener victorias, goleando a Unión Española por 4-0, en una presentación que devolvió la esperanza a los hinchas, debido al notorio cambio futbolístico como de actitud mostrado por el equipo.
    Así, una vez más, Santiago Wanderers y Jorge Garcés vuelven a cruzar sus caminos en un partido que ambos necesitan y querrán ganar.
    Los verdes porque buscan salir de toda complicación respecto al descenso, aspiran a conseguir su primer triunfo del torneo como visita, y además porque su técnico, Héctor Robles, pupilo de Garcés en el título del 2001, probablemente no querrá perder ante él. Menos sabiendo que eso podría volver a traer el Fantasma de Peineta a la mente de los hinchas.
    Por su parte, el actual técnico rangerino, necesita ganar para mantener a su equipo con vida en primera división, y por qué no decirlo, también querrá tomarse revancha ante los dirigentes que le han cerrado las puertas del club del cual se declara hincha; y buscará demostrar sus capacidades para intentar ser considerado a futuro como un candidato serio para volver a sentarse en la banca wanderina.